La suerte del exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, de si es extraditado a México o a Estados Unidos está en manos de la justicia de Italia, donde fue capturado.

El subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la PGR, Alberto Elías Beltrán, explicó que de acuerdo con el Tratado Binacional de Extradición entre México e Italia, existen particularidades a tomar en cuenta, como temporalidad, nacionalidad, fecha de emisión de la ficha roja a Interpol y gravedad de los delitos.

Sobre este último punto, recordó que México la emitió el 17 de diciembre del 2012, y Estados Unidos el 1 de marzo del 2016.

También refirió sobre la gravedad y penalidad de los delitos. Es importante mencionar que la solicitud de México es de 20 años de prisión, y de los Estados Unidos es de dos cadenas perpetuas, más de 90 años de prisión .

El funcionario de la Procuraduría General de la República (PGR) detalló que otros argumentos son el tiempo y lugar de los delitos cometidos; en este caso, México imputó el delito contra la salud, de 1998 al 2005, mientras que la justicia estadounidense es de 1998 al 2013 por ilícitos de importación y distribución de drogas, lavado de dinero, fraude bancario y estructuración de operaciones de dinero.

Sobre la nacionalidad y su residencia, dijo que la de Yarrington es mexicana y su lugar de residencia es Tamaulipas, donde iniciaron las investigaciones para que después fueran asumidas por la PGR a nivel federal, lo que permitió solicitar la orden de aprehensión y la emisión de la ficha roja’’ para 190 países.

Es una decisión que deberá avaluar y determinar las autoridades italianas para poder determinar con base en la valoración que haga de estos seis elementos que mencioné, las autoridades italianas y determinar a qué país le corresponde (su extradición) , expuso el funcionario de la PGR.

Sobre la probable responsabilidad del también exgobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández, destacó que hasta el momento no se tiene conocimiento de una acusación en su contra.

En Italia, Yarrington fue trasladado a la cárcel de Sollicciano, en Florencia.

Según comentaron fuentes a la agencia de noticias Notimex, Yarrington fue detectado por agentes de la unidad antinarcóticos de la policía florentina en un restaurante de la céntrica plaza de La Signoria.

Tras salir del local, los agentes lo siguieron hasta la vecina plaza Beccaria, donde fue arrestado.

En un primer momento el exgobernador, de 60 años de edad, negó su identidad y mostró una licencia de circulación falsa a nombre de otra persona.

En EU está acusado en una corte federal de Texas de 11 cargos por participar en una confabulación de crimen organizado, que incluyó contrabando de drogas, lavado de dinero y fraude, entre otros.

La acusación, presentada en mayo del 2013 ante la Corte Federal en Brownsville, imputa a Yarrington haber aceptado sobornos de cárteles mexicanos desde que era candidato a la gubernatura. (Con información de Notimex)