El gobierno de Barack Obama expresó que será México, a través de la procuración de justicia, el que se encargue de erradicar el flagelo del crimen organizado.

Desde la Casa Blanca, y tras un encuentro bilateral y de sus respectivas comitivas, el presidente estadounidense Barack Obama expuso ante su homólogo Enrique Peña Nieto la preocupación que ha originado en esta nación la desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, en el estado mexicano de Guerrero.

En un mensaje conjunto en Washington, Barack Obama refirió que un tema a tratar con su contraparte fue el de la seguridad.

Aquí en los Estados Unidos hemos seguido con preocupación los eventos trágicos que atañen a los estudiantes, nos entristece que se hayan perdido esas vidas, el presidente Peña Nieto habló de sus reformas y nosotros queremos recalcar nuestro compromiso de ser amigos de México y apoyar estas reformas para, de tal manera, poder eliminar el flagelo de los cárteles de droga, la tragedia que constituye esto para México , declaró el presidente estadounidense.

Barack Obama aseguró que Estados Unidos busca seguir siendo un aliado de México, pero indicó que en última instancia tendrá que ser el pueblo mexicano, a través de la procuración de justicia, quien se encargue de eliminar tal flagelo.

En su turno, el presidente Enrique Peña Nieto manifestó su agradecimiento al apoyo ofrecido por la administración de Obama para continuar con los trabajos en materia de seguridad, ante el reto -reconoció el mismo Ejecutivo federal- que tiene México de combatir con mayor eficacia al crimen organizado.

En este tema, de la seguridad, ha habido colaboración, ha habido intercambio de información y apoyo logístico para hacer nuestra labor en materia de seguridad; sin embargo, ha habido aquí un claro ofrecimiento para seguir apoyando y respaldando estas acciones que nos permitan ser mucho más contundentes y eficaces en el combate a la inseguridad y sobre todo en el combate al crimen organizado , manifestó Peña Nieto.

A propósito de la visita a Estados Unidos, el gobierno mexicano subió al sitio electrónico de la Presidencia un escrito del mandatario Peña Nieto en el que hace un reconocimiento para mejorar las condiciones de seguridad en México.

Los trágicos y despreciables eventos que ocurrieron el pasado septiembre en Guerrero han sido atendidos por mi gobierno con medidas decisivas: más de 70 individuos, incluyendo los autores intelectuales, están siendo procesados, y yo continuaré insistiendo en que no hay espacio para la impunidad , defiende el Ejecutivo.

Peña argumenta que en noviembre del 2014 se tomaron medidas para fortalecer el Estado de Derecho y promover reformas fundamentales en materia de seguridad, procuración de la ley y justicia criminal.

Estamos enfocando nuestros esfuerzos en aumentar la fortaleza institucional a nivel local para prevenir que este tipo de hechos se repita , asegura Peña.

EU no debe dar consejos en seguridad: PRD

La preocupación del presidente de EU, Barack Obama, sobre el caso Ayotzinapa es legítima, defendió la senadora del PRI, Marcela Guerra.

La presidenta de la comisión de Relaciones Exteriores para América del Norte expresó que Obama, al igual que el resto de los mexicanos, está preocupado por la violencia del país.

Por su parte, el coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, expresó que EU no tiene derecho a hacerle recomendaciones de seguridad pública a México.

No vería yo como legítimo, como ético, que pudiéramos pensar que el presidente Peña fuera a EU a recibir un espaldarazo sobre las acciones que está teniendo sobre el tema de Iguala, Cocula y Ayotzinapa. No debe ser así , dijo. (Con información de Tania Rosas)

Lo reciben con manifestaciones

Mientras el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el mexicano Enrique Peña Nieto sostuvieron su reunión, un centenar de personas se manifestaron frente a la Casa Blanca para demandar el cese de la Iniciativa Mérida.

Asimismo, mexicanos que residen en EU se presentaron ante consulados, demandando también la renuncia del titular del Ejecutivo federal.

Estamos aquí para exigirle a Obama poner alto a la Iniciativa Mérida , gritaban activistas de la Coalición Ayotzinapa, Nueva York, bajo el argumento de que la ley estadounidense estipula que la Unión Americana no puede ofrecer adiestramiento ni ayuda financiera a gobiernos corruptos que violan los derechos humanos.

El gobierno mexicano tiene 100% de responsabilidad de todo lo que está pasando en México , sostuvieron los activistas.

En diferentes consulados de México en EU, manifestantes de organizaciones como, Mexicanos Sin Fronteras, Justicia en Ayotzinapa Comité Chicago y SOA Watch se hicieron presentes con carteles que expresaban rechazo al titular del Ejecutivo federal por la crisis en materia de derechos humanos que vive el país. (Con información de Ana Langner)