Tras reiterar la condena del gobierno de Estados Unidos a la ley antiinmigrante, el embajador de ese país en México, Carlos Pascual, aseguró que se revisan las vías legales para revertir esta medida, la cual no empaña la relación bilateral entre ambas naciones.

Al término del encuentro con el dirigente nacional del PRD, Jesús Ortega, el diplomático estadounidense dijo que el gobierno de su país respeta las expresiones de la sociedad contra la referida ley, como el llamado al boicot en Arizona, informó W Radio.

Sostuvo que 'en asuntos como el boicot hay un principio básico que apoyamos, que es que la sociedad civil debe tener la libertad de demostrar lo que piensa, además tenemos un proceso legal que debe seguirse, así como el derecho de la comunidad de expresarse'.

/doch