El presidente Enrique Peña Nieto emitió un decreto que crea la Comisión para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, que tiene por objeto instruir a las dependencias federales para implementar acciones para la seguridad y el desarrollo integral en el estado de Michoacán.

Ayer mismo, Alfredo Castillo Cervantes, ex titular de la Profeco, fue nombrado titular de dicha Comisión, cargo que fue creado ayer en el decreto emergente del presidente Peña, que tiene la encomienda de dar gobernabilidad en el territorio michoacano, donde el grupo delictivo de Los Caballeros Templarios azuza con violencia.

El decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación especifica que el Secretario de Gobernación coordinará a los secretarios de Estado para que ejerzan funciones en Michoacán por delegación y Castillo coordinará a los secretarios en el territorio michoacano con el gobierno de Fausto Vallejo y las autoridades municipales.

Osorio Chong dijo que el gobierno federal no escatimará esfuerzos ni recursos para devolverle el desarrollo y la tranquilidad a la entidad.

El comisionado

Al ser presentado por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, Alfredo Castillo Cervantes dijo que una de sus tareas será reconstruir la relación sociedad y gobierno, en referencia a los grupos de autodefensa de Michoacán que desconfían de las autoridades y buscan protegerse por sí mismos de las extorsiones de Los Caballeros Templarios.

Representa también una oportunidad única para recuperar la confianza de la sociedad , aseveró.

El ex Procurador mexiquense hizo otros tres compromisos: que los habitantes de Michoacán retomen sus actividades cotidianas; que las leyes se cumplan sin excepción y contar con instituciones públicas eficientes.

Castillo Cervantes -quien dejó la titularidad de la Profeco- afirmó que el uso legítimo de la fuerza del Estado es insuficiente para combatir a la delincuencia .

Prometió que mediante una estrategia novedosa , de la que no se ofrecieron detalles, iniciará una nueva etapa en Michoacán para recuperar la legalidad y la confianza de los ciudadanos en sus instituciones .

Acompañado del gobernador michoacano, Fausto Vallejo, quien no emitió palabra alguna, Castillo afirmó que el Estado mexicano no renunciará a atender y resolver los graves problemas que aquejan a Michoacán .

Por ello, se comprometió a recuperar la vigencia real del Estado de Derecho (en Michoacán), combatir la impunidad y proteger el patrimonio de todos sus habitantes, para lo cual la reconstrucción del tejido institucional en materia de seguridad y procuración de justicia es inaplazable , dijo.

Dijo que la tarea de devolver la paz al estado supone un camino complejo pero posible , pues destacó que cuando lo que está en juego es la seguridad de las personas debe darse una respuesta contundente, que genere confianza y asegure a los ciudadanos el pleno goce de sus derechos y sus libertades .

Al respecto, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, reconoció que Michoacán ha sufrido por años un deterioro social y un debilitamiento institucional, por la penetración de grupos delincuenciales.

Vamos por los criminales, vamos por quienes transgreden la ley para devolverle la tranquilidad a los michoacanos. El otro gran eje de la estrategia es atender los factores sociales que originan, pero que no justifican la inseguridad, como lo son la falta de oportunidades, la falta de acciones concretas para el desarrollo y la falta de resultados de quienes tenían el deber de entregarlos , explicó.

25,000 elementos en michoacán

Fuentes militares detallaron que 10,000 policías federales y 15,000 elementos castrenses permanecen en el estado para reforzar la seguridad.

Los municipios en donde se concentra la mayoría de los federales se son: Apatzingán, Morelia, Parácuaro, y toda la zona de Tierra Caliente y el municipio de Los Reyes, aunque también hay presencia militar.

Mientras que en el centro de Morelia, Uruapan, Nueva Italia y La Huacana se encuentran los militares.

Asimismo, hay unos 6,000 rasos en las fronteras con Colima, Jalisco, Guerrero, Querétaro, Guanajuato, y el Estado de México.

Por la noche, el gabinete de seguridad federal dio a conocer que estableció seis cuarteles en igual número de municipios desde donde el Ejército y la Policia Federal vigilarán la seguridad de toda la región sur.

Monte Alejandro Rubido, secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, presentó a los nuevos mandos de la PF en la entidad.

El lunes pasado, el gobierno federal anunció que desarmará a los grupos de autodefensa que han avanzado en varios municipios del estado en control del crimen organizado.

Además, anunció que las fuerzas federales tomarían el control de la seguridad de los municipios con presencia del crimen organizado.

politica@eleconomista.mx