México.- La búsqueda de la unidad de la izquierda no es un simple deseo, sino una necesidad para la acción política, el diseño y puesta en marcha de una estrategia conjunta que tenga como eje la defensa de los recursos energéticos, señaló el coordinador de la fracción perredista en el Senado, Luis Miguel Barbosa.

"Debemos insistir en la unidad aunque a primera vista, para algunos, en el actual escenario ésta resulte improbable. Se trata de trascender las visiones de corto plazo, los cálculos políticos inmediatos o las rivalidades pasadas", expuso.

En un comunicado enfatizó que la unidad de las fuerzas de izquierda resulta indispensable para enfrentar con éxito y con herramientas políticas, la decisión del actual gobierno de profundizar "un proyecto de derecha" y conservador.

"El Partido de la Revolución Democrática (PRD) no debe renunciar a la política, requiere participar en la interlocución y construcción de acuerdos con el gobierno y las otras fuerzas políticas, pero debe hacerlo en una lógica incluyente, no de cúpulas dirigentes", enfatizó.

Barbosa Huerta recordó que a lo largo de la historia, la división y el sectarismo han sido los principales obstáculos para el éxito de un proyecto de la izquierda.

En ese sentido comentó que la bancada del PRD en el Senado de la República promoverá la unidad para la construcción de un frente amplio, plural e incluyente, en el que jóvenes, mujeres, intelectuales, trabajadores, empresarios y clases medias puedan sumar fuerzas y acciones en defensa del patrimonio del país.

El senador por Puebla resaltó que en este 2014, el gobierno federal y sus aliados tienen como objetivo principal la consolidación de su poder, a través de la materialización de los cambios estructurales que se aprobaron en 2013 en materias energética, fiscal, laboral, educativa, telecomunicaciones y político-electoral.

El también presidente del Instituto Belisario Domínguez dijo que uno de los factores que facilitaron los recientes cambios estructurales en materia energética fue la división de los partidos y las fuerzas de izquierda.

"Quien de verdad sea partidario de la defensa de nuestro petróleo debe sumar fuerzas en la integración de un frente nacionalista, progresista y de izquierda", manifestó.

El PRD, destacó, debe ser un promotor incansable de la unidad de la izquierda, continuar la defensa del sector energético, la transformación del régimen político, la realización de elecciones equitativas, la democratización de los medios de comunicación y la reforma educativa de fondo.

Además del respeto a los derechos de los trabajadores, el combate a la corrupción y lograr mayores niveles de transparencia en el ejercicio de la función pública, añadió.

mfh