Durante los primeros dos años del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador se registró una disminución en los aseguramientos de heroína y marihuana en comparación con el periodo similar del sexenio de Enrique Peña Nieto, según datos del Ejército, la Marina, la entonces Policía Federal y la Guardia Nacional recopilados por la organización México Unido Contra la Delincuencia (MUCD).

Durante el 2019 y el 2020, las autoridades antes mencionadas aseguraron 744 kilogramos heroína; en comparación con el periodo similar de la anterior administración, 2013 y 2014, cuando se aseguraron 821 kilogramos, hubo una disminución de 9.3 por ciento.

De acuerdo con los datos recopilados por la ONG que datan desde 1990, los tres municipios en donde históricamente más heroína se ha asegurado son Ensenada, Baja California (1,039 kilos), Tijuana, Baja California (628.9) y San Luis Ríos Colorado, Sonora (480.7).

En el caso de la marihuana, durante los dos primeros años de la gestión de López Obrador se aseguraron 333,582 kilogramos. Si se compara esta cifra con lo asegurado entre el 2013 y el 2014, cuando se registró el aseguramiento 978,191 kilogramos, hay una baja de 65.8 por ciento.

En contraparte, durante el mandato lopezobradorista ha aumentado el aseguramiento de cocaína ya que, durante los dos primeros años del fundador de Morena, se registró el aseguramiento de 19,566 kilos, un alza de 108.5% en comparación con los 9,380 que se aseguraron en el sexenio de Peña Nieto (2013 y 2014).

Los municipios con mayores decomisos históricos de cocaína son Manzanillo, Colima (26,656.9 kilos); Tapachula, Chiapas (24,545.8 kilos) y González, Tamaulipas (11,811.1).

Otra droga que aumentó su aseguramiento con López Obrador son las anfetaminas, ya que entre 2019 y 2020 se aseguraron 36,455 kilos, un alza de 7.2% en cotejo con los 33,995 asegurados durante el 2013 y 2014, en el sexenio de Peña Nieto.

Política de drogas

Durante la presentación de la base de datos, Paul Frissard, coordinador de Investigación y Políticas públicas de MUCD indicó que los datos muestran que durante los diferentes gobiernos la política antidrogas no ha cambiado el panorama de violencia en el país.

Los aseguramientos de drogas “no han llevado a la desaparición de las organizaciones que lucran con la droga en México, están ahí, estuvieron ahí hace décadas”.

Por su parte, Romain Le Cour, coordinador del programa para México y Centroamérica del Noria Research, indicó que la base de datos “muestra décadas de rutinización de prácticas por parte del Estado (...) estamos erradicando, estamos militarizando y hay más grupos, más producción de droga, más tráfico de drogas y más violencia. Hay una lógica realmente ahí que es evidentemente política”.

A su vez, Cecilia Farfán-Méndez de centro de estudios México-Estados Unidos de la Universidad de San Diego comentó que los datos deben ayudar a cambiar la discusión sobre drogas que hay en el país, al tiempo que, dijo, es necesario observar otras experiencias internacionales.

Mientras que Laura Atuesta, investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) indicó que hay suficientes pruebas de que la militarización no ha ayudado a bajar los niveles de violencia

En ese sentido dijo que es necesario evaluar “qué es lo está haciendo el Ejército hoy; cuáles son los efectos de tener el Ejército en absolutamente todo, (qué efectos hay) en violencia, en seguridad, en violaciones a derechos humanos”.

hector.molina@eleconomista.mx