La Cámara de Diputados acordó la creación de una propuesta legislativa que será enviada al Ejecutivo federal y estará integrada por las iniciativas de cada fracción parlamentaria para hacer frente a la crisis sanitaria por coronavirus Covid -19.

A través de una conferencia virtual, la presidenta de la Mesa Directiva de San Lázaro, Laura Rojas detalló que en reunión con el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera y los coordinadores parlamentarios, se discutió sobre las medidas en materia económica que tomará el gobierno federal ante la emergencia.

Detalló que durante la reunión virtual con el secretario, los legisladores señalaron algunas iniciativas por cada fracción, entre las que figuraron posponer el pago de impuestos y de cuotas obrero-patronales, así como la reducción del financiamiento público a los partidos políticos.

La diputada informó que la Cámara de Diputados contempla realizar un donativo para atender la emergencia y agregó que "es importante determinar el momento preciso en que se puede realizar esta aportación, para que sea un momento verdaderamente necesario".

Entre las necesidades que expusieron los legisladores se encuentran apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas, que son las que generan alrededor del 70% de los empleos en el país.

Asimismo, transparentar el uso de los recursos que se generarán por la desaparición de algunos fideicomisos en el país.

Coincidieron en la necesidad de mantener una comunicación constante con el secretario de Hacienda para que con base en el monitoreo de los efectos por el Covid-19 se elaboren las propuestas y se pueda salir delante de esta crisis en el menor tiempo posible.

En este sentido, Arturo Herrera señaló que se busca en lo inmediato el despliegue de un millón de créditos a las micro, pequeñas y medianas empresas, así como a las familias, de alrededor de 25,000 millones de pesos para mantener el empleo formal e informal y el flujo de ingresos para las familias.

Recordó el acuerdo de la Asociación de Bancos de México (ABM) de otorgar prórrogas de entre cuatro y seis meses a sus clientes para el pago de créditos, lo que va a permitir que haya flujo de capital tanto en pequeñas empresas como en familias y se proteja el empleo.

kg