La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) detectó que durante el periodo comprendido entre el 2012 y el 2013, la región de América Central y el Caribe continuó viéndose afectada por el narcotráfico y los altos niveles de violencia relacionados con las drogas. La región sigue siendo una importante ruta de cocaína; se estima que 90% del total de la introducida a Estados Unidos, procede de Colombia y atraviesa México, así como el corredor centroamericano.

Pese a las incautaciones en el país, el tráfico de cocaína continúa siendo la fuente de ingresos más lucrativa para los grupos delictivos organizados en Centroamérica y la intensificación de la competencia en el tráfico de esta droga ha elevado el nivel de violencia en la región, advierte la JIFE, a través del Informe 2013.

El texto registró que la parte septentrional de Centroamérica, es decir, Belice, El Salvador, Guatemala y Honduras, fue la zona más golpeada por la violencia.

Las áreas más preocupantes en lo que respecta a la violencia se encuentran en las fronteras de Guatemala, Honduras, Belice y el sur de México.

ESTUPEFACIENTES E INCAUTACIONES

La JIFE registró que la incautación de cocaína en el 2012 en América del Norte refleja una situación desigual, porque mientras Estados Unidos y Canadá informan de un aumento considerable, en México se advierte una disminución pronunciada.

La cantidad de cocaína incautada en los Estados Unidos aumentó de 58.23 toneladas en el 2011 a 67.79 toneladas en el 2012, mientras que en Canadá se elevó marcadamente, de 4.6 kg en el 2011 a algo menos de 1.7 toneladas el año siguiente. En México, sin embargo, la incautación de cocaína se redujo de 9.46 toneladas en el 2011 a poco más de 3.39 en el 2012.

México informó a la JIFE también de una disminución en la confiscación de heroína, pasando de 685.5 kilogramos en el 2011 a 214.9 kg en el 2012.

El programa de vigilancia interna de la heroína de la Dirección de Lucha contra las Drogas de EU reveló que 50% de las muestras de esta droga que había analizado en el 2011 provenía de América del Sur, 46% de México y sólo 4% de Asia sudoccidental.

En relación con la mariguana, cerca de la mitad de lo que se decomisa en el mundo corresponde a América del Norte, principalmente a Estados Unidos y México, no obstante a que, según los datos suministrados a la Junta por los gobiernos de esta región, el volumen de decomisos de esta hierba van hacia la baja.

SUSTANCIAS pSICOTRÓPICAS

El documento de la JIFE, advierte que la incautación de químicos para producir éxtasis en México sugiere que la producción de MDMA podría ser mayor de lo sospechado. Aunque del 2005 al 2011 a esta región apenas correspondió 1% de la anfetamina incautada en el mundo, las incautaciones efectuadas por los organismos aduaneros representaron 50% del total mundial en el 2012, siendo Estados Unidos el principal país de decomisos.

Según la Organización Mundial de Aduanas, el país de origen de la mayor parte de la anfetamina incautada en EU era México, y la droga se introducía de contrabando principalmente en vehículos.

Por otro lado, el embargo de metanfetamina en México fue a la alza, llegando en el 2012 a 33.1 toneladas, tras haberse duplicado de 13 toneladas en el 2010 a 31 en el 2011.

PRECURSORES

Para eludir el sistema de fiscalización internacional, los cárteles de drogas recurren cada vez con más frecuencia a nuevas sustancias químicas no fiscalizadas, para fabricar ilícitamente drogas y pese a los controles a los que están sometidos, Centroamérica sigue viéndose afectada por su tráfico.

En el 2012, las autoridades de México incautaron 195 toneladas de metilamina, sustancia que no está sometida a fiscalización internacional y que se emplea en la fabricación ilícita de metanfetamina, destinada a Guatemala y Nicaragua. El informe estima que grandes cantidades de precursores empleados en la producción de metanfetamina pasan por Belice de camino a México.

[email protected]