Ciudad de México. PARA EL capo del narcotráfico que lo tiene todo, la novedad es el más reciente equipo militar, el narcotanque.

Ante la creciente competencia entre los cárteles, las mafias del crimen en México ya no están satisfechas con bazucas, lanzagranadas o minas terrestres. El Ejército Mexicano ha descubierto que los narcolíderes al sur de la frontera están construyendo vehículos blindados de asalto, con todo y torres de ametralladoras, placas de acero de 1 pulgada, rendijas para disparar y vidrios a prueba de balas.

El crimen organizado ha aumentado sustancialmente su capacidad de fuego para desplazar personal y organizar contraataques dirigidos al Ejército , aseveró Alberto Islas, consultor de seguridad en México. Tanto los medios como el Ejército en México se refieren a dichos vehículos como monstruos.

Estos narcotanques parecen una cruza entre un vehículo de asalto improvisado, como los que utilizan los jefes de piratas en Somalia, y algo salido de una posapocalíptica película de la serie Mad Max, con todo y las parrillas tubulares de embestida. En Jalisco, el Ejército Mexicano se enfrentó a una de las bestias y la inhabilitó disparando a las llantas; pero, ¿qué pasará cuando consigan llantas imponchables?