Del 2012 al 2015 se investigaron en México 707 casos de trata de personas. Las mujeres y las niñas son las principales víctimas de ese delito, que no sólo es para fines de explotación sexual, sino también para el trabajo y el matrimonio forzados, reveló la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito.

Durante el Foro Binacional de Prevención Contra la Trata de Personas , celebrado en la Cámara de Diputados, el representante de la oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en México, Antonio Mazzitelli, criticó que, a pesar de que se enjuicia una gran cantidad de casos, son pocos los que se condenan y de éstos un número reducido ataca a las cadenas de tratantes.

Enfatizó que la trata de personas es mucho más que la explotación sexual, pues el matrimonio forzado, la remoción de órganos y el entrenamiento de niños con fines bélicos son considerados una variante de este delito. Expuso que en México, en el año 2012 se iniciaron 125 investigaciones por el delito de trata de personas: 207 en el 2013; 270 en el 2014 y 105 en el 2015.

El procurador de Justicia de la Ciudad de México, Rodolfo Ríos Garza, informó que desde el 2012 a la fecha, se han realizado 769 operativos en la CDMX, que han derivado en la puesta a disposición de 531 personas ante las autoridades jurisdiccionales.

Añadió que se ha logrado desarticular a 66 bandas compuestas por 448 integrantes y, de esas detenciones, se ha derivado el decomiso de 124 inmuebles relacionados con este ilícito y se han obtenido 270 sentencias condenatorias. En ese periodo también se ha liberado a 1,368 mujeres víctimas, de las cuales 8% provenía del extranjero.

Finalmente, el presidente de la Cámara de Diputados, Javier Bolaños, sostuvo que el principal motivo por el que existe la trata de personas es la corrupción de autoridades que debieran combatir con efectividad, con firmeza y eficacia este delito.

Parece que cierran los ojos cuando pasan por lugares donde es evidente que ocurre este fenómeno , dijo.