El exjefe de gobierno del entonces Distrito Federal (2006-2012), Marcelo Ebrard Casaubón, señaló que la actual administración de la Ciudad de México dejó en abandono el tema de seguridad, específicamente en la investigación de crímenes y la prevención.

Durante un foro de seguridad y justicia, donde participaron especialistas, el también coordinador de la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador, afirmó que del 2000 al 2012, el trabajo contra la inseguridad en la Ciudad de México tuvo resultados positivos pero a partir de la actual administración se descuidó por “frivolidad”.

Asimismo, criticó la salida de Miguel Ángel Mancera del Gobierno capitalino, para ser candidato plurinominal del PAN al Senado, ante la inseguridad en la capital; agregó que en el siguiente gobierno, en caso de que gane la candidata de Morena, Claudia Sheinbaum, se implementará la estrategia que se aplicó en el gobierno de López Obrador.

“Tiene remedio si queremos ponerle remedio (...) No es un problema de tecnología en la Ciudad de México porque hay más de 15,000 cámaras, es un problema de compromiso con la estrategia de seguridad (...) hoy se tiene el doble de la posibilidad de reacción; de investigación, de la que teníamos cuando empezamos (en el gobierno)”, mencionó.

Marcelo Ebrard añadió que en la administración del 2006 sólo se contaba con 150 cámaras de vigilancia por lo que reconoció que al iniciar su administración le fue “más o menos” en el tema de seguridad; sin embargo, señaló que Mancera no asumió el compromiso de la seguridad.

En tanto, los especialistas José Merino y Ana Laura Magaloni consideraron que hay un mal funcionamiento en el Sistema de Justicia de la CDMX, pues es excluyente en el orden social, por lo que se debe retomar el control con mecanismos para que los ciudadanos puedan exigir sus derechos.

Por su parte, María Elena Morera, directora de la organización Causa en Común, destacó que se tienen que generar espacios de confianza a través de acuerdos para construir un modelo de policía de proximidad con la ciudadanía.

“Necesitamos facilitar a los ciudadanos los procesos de denuncias (...) es necesario un sistema automatizado que permita saber si la autoridad está procesando los hechos, porque la cifra negra de quienes no denuncian actualmente es altísima”, detalló.