El número de menores extranjeros no acompañados que arribaron a México a causa del pandillerismo o la violencia en su país de origen, se incrementó en un 51%, informó el Instituto Nacional de Migración.

Durante la Mesa de Diálogo Interinstitucional sobre Niños, Niñas y Adolescentes no Acompañados y Mujeres Migrantes, el titular del INM, Salvador Beltrán del Río detalló que el año pasado se devolvió a 1,607 menores extranjeros que no iban acompañados por ningún familiar, mientras que en lo que va del año la cifra se ubicó en 2,424.

El Salvador, Honduras y Guatemala son las naciones que expulsaron el mayor número de menores al país en lo que va de este 2012, con 496, 875 y 1,012 respectivamente.

"Lo cierto es que está repuntando el número de emigrantes de Centroamérica, menores que están llegando huyendo de situaciones de violencia en sus países de origen, huyendo de situaciones de pandilla y que están emigrando hacia nuestro país o bien hacia la Unión Americana, el volumen sigue siendo el más grande el de guatemaltecos, está creciendo en porcentaje el de salvadoreños y no se diga el de hondureños", declaró.

Asimismo, destacó que la migración de mexicanos hacia Estados ha disminuido, ya que en el 2011 fueron repatriados 15,524 connacionales, comparados con los 20,438 registrados en el 2010. En tanto, informó, en lo que va de este año 10,682 mexicanos fueron devueltos a México desde el país vecino.

Según cifras del INM también disminuyó el número de menores de edad repatriados por EU, ya que el año pasado llegó a 11,519, mientras que en el 2010 se reportaron 13,705. Y de enero a julio del 2012 se han contabilizado 8,256 casos.

Durante el evento, al que asistió también la primera dama, Margarita Zavala, Beltrán del Río resaltó la Ley de Migración, sin embargo, reconoció que aún hay varios retos como reforzar la trascendencia del Modelo para la Protección de los Derechos de los niños, niñas y adolescentes migrantes y repatriados no acompañados, así como establecer una red de albergues especializados y construir la figura del Oficial de Protección a la Infancia, entre otras medidas.

[email protected]