Hace algunos años, la figura del maestro en México estaba considerada como la de un líder o modelo en la sociedad. Con el paso de los años, esta tendencia ha ido a la baja por varias razones, como la falta de preparación, la cantidad de huelgas y paros que realizan y que dejan a miles de alumnos sin clases y principalmente por la corrupción y burocracia dentro del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y de la propia Secretaría de Educación Pública (SEP) a nivel estatal y federal.

Sobre este último punto, el papel de los sindicatos es defender a sus miembros, sin embargo, las acusaciones al SNTE ocurren porque las acciones del magisterio no solo dañan sus fuentes de trabajo y a los millones de alumnos mexicanos, sino que con esto afectan la labor de los buenos maestros.

Cada año, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), da a conocer cifras relacionadas con la educación en el mundo. Según los últimos datos que corresponden a 2010, la organización aseguró que México es uno de los países cuyo gasto por alumno en educación sigue siendo muy bajo.

DATOS

• Educación primaria: 2,111 dólares por alumno (6,741 en países de la OCDE)

• Educación secundaria: 2,136 dólares por alumno (8,267 en países de la OCDE)

• Educación superior: 6,971 dólares por alumnos (12,907 en países de la OCDE)

Aunque México invierte el 6% del Producto Interno Bruto (PIB) para atender las necesidades educativas y sanitarias de los niños, es de los países con peor desempeño en pruebas de matemáticas y lectura.

En el informe Inversión pública en la infancia y la adolescencia en México 2007 -2010 , la UNICEF reveló que 8 de cada 10 pesos del gasto para este sector de la población están destinados a la salud y la educación.

Sin embargo, el documento Haciendo lo mejor para los niños , la OCDE plantea que los niños mexicanos son los que peores condiciones educativas y sanitarias tienen de todos los países miembros.

El informe elaborado a principios del 2010 señala que México es el segundo país con el mayor índice de pobreza infantil. En cuanto a los logros educativos, los mexicanos son los que tienen los peores resultados de los 30 países miembros.

Recientemente, Transparencia Mexicana dio a conocer su Índice Nacional de Corrupción y Buen Gobierno, en el cual, se identificaron 200 millones de actos de corrupción en el uso de servicios públicos, con mordidas que representaron 132,000 millones pesos en 2010 y que en un listado de 20 trámites o servicios, la corrupción en educación está entre los primeros lugares con la solicitud de una beca para pagar algún tipo de estudios (2) o la fecha de inscripción para ingresar a una escuela pública (7).

Por su parte, el informe Robando al futuro. Corrupción en el salón de clases de la organización Transparencia Internacional, indica que cada familia mexicana paga 300 pesos en sobornos para asegurar un lugar a sus hijos en las primarias y secundarias supuestamente gratuitas.

En el país, los padres pagan en total más de 102 millones de pesos al año en cuotas especiales en dinero o en especie, a cambio de papeles o de la inscripción de los menores.

La corrupción en el magisterio y la educación mexicana es un problema grave, pues las familias pagan sobornos y cuotas especiales a las escuelas de educación básica, a cambio de trámites y servicios.