El presidente del INE, Lorenzo Córdova, dijo que se debe cuidar que el padrón de la Clave Única de Identidad no se contraponga con el padrón federal electoral, lo que podría traer como consecuencia que se cuestione este último instrumento y, por ende, los procesos electorales.

Afirmó que desde 1994 no se cuestiona en nuestro país la credibilidad del padrón y ese tema ya quedó superado, pero en caso de haber un nuevo padrón se correría el riesgo de que el instrumento que actualmente opera el INE se vea cuestionado.

Indicó que ésas serán las preocupaciones que los consejeros del INE llevarán a la mesa de trabajo que convocó la Secretaría de Gobernación, luego de que el presidente Peña Nieto ordenara la expedición de la Clave Única de Identidad.

Una de las principales razones por las que el padrón electoral es uno de los más actualizados de credenciales en el mundo es porque la credencial para votar con fotografía tiene una finalidad de identificación social y un reconocimiento e identificación oficial. Entendemos que buena parte de los ciudadanos que acude a registrar o actualizar su credencial lo hace porque tiene este agregado de ser un mecanismo para poder votar, que podría verse afectado si hay un documento que compita con la credencial (...) .

Y nuestra preocupación es que esto derive en una desactualización del padrón, y en consecuencia, volvamos esas épocas de algunos años ya olvidadas, 1994, cuando la discusión más delicada de todo proceso electoral fue el voto razonado sobre la validación del padrón. hoy en día nadie cuestiona, la actualización no es un gran problema.

Nuestra preocupación es que pueda traer como consecuencia, si no se construye de manera coordinada y con entendimiento entre las instancias federales y el INE, (que) pueda acabar mermando la integridad y veracidad del padrón , explicó.

jorge.monroy@eleconomista.mx