El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la consulta popular que propuso sobre un posible enjuiciamiento a expresidentes de México, no viola sus derechos humanos como asegura el proyecto del ministro Luis María Aguilar Morales, el cual será discutido el próximo 1 de octubre en el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

La pregunta no está orientada a que se violen derechos humanos”, dijo López Obrador durante su conferencia matutina en Palacio Nacional.

Consideró que su propuesta no es violatoria de derechos humanos, porque “en el caso de que los ciudadanos decidan que se inicien los procesos o continúen los procesos en contra de los expresidentes, no hay juicio sumario, no hay una vía extrajudicial, tiene que ser el Ministerio Público, tienen que ser los jueces y se tienen que garantizar los derechos humanos, el derecho a la defensa”.

Incluso, López Obrador dijo que no le parece sustancial “el impedir una consulta alegando que se violan derechos humanos, no lo considero de esa manera”, fustigó. Sin embargo, el titular del Ejecutivo federal pidió no adelantar cuál será la decisión de la Suprema Corte.

“Creo que ya se fijó una fecha, el 1 de octubre, se reúnen y así va a votar si están de acuerdo con el proyecto del ministro o no; de modo que hay que esperarnos para el día 1º de octubre, no adelantar nada. Esperar”, planteó.

jmonroy@eleconomista.com.mx