A unos días de las elecciones extraordinarias en Puebla para la gubernatura, el Instituto Nacional Electoral (INE) confió que se desarrollarán de manera segura debido a la coordinación con las instancias de seguridad.

Entrevistada por El Economista, la presidenta de la Comisión Temporal para el Seguimiento de los Procesos Electorales del INE, Pamela San Martín Ríos, dijo que desde febrero —cuando el INE asumió la responsabilidad de organizar los comicios en Puebla— no se han registrado contratiempos en el proceso.

“Las instancias de seguridad son las encargadas de brindar protección tanto a lo largo del proceso electoral como el día de los comicios, por lo que ha habido una coordinación estrecha para garantizarle a las ciudadanas y ciudadanos que el 2 de junio podrán acudir a votar en condiciones de paz y tranquilidad”, aseveró.

Cabe recordar que en las elecciones del 1 de julio del año pasado, en el estado se registraron actos de violencia, principalmente en la capital, como el robo de boletas y urnas, así como balaceras en las casillas instaladas.

Debido a éstas y otras irregularidades, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Miguel Barbosa, impugnó el resultado que daba la mayoría de votos a la exgobernadora Martha Erika Alonso, quien falleció días después de su toma de protesta como representante del Ejecutivo estatal.

“Esta elección extraordinaria se desarrolló en un contexto bastante atípico y debido a la crispación política social tomamos la decisión en el INE de asumir la elección, precisamente para generar todas las garantías y certezas respecto al desarrollo de cada una de las etapas del proceso electoral, conforme a las reglas y procedimientos”, manifestó San Martín.

La consejera del INE explicó que se han presentado unos 33 procedimientos sancionadores y éstos han sido tramitados y resueltos en los términos de la propia legislación, es decir, a quien le corresponde investigar los procedimientos es al INE y a quien le corresponde resolverlos es al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

“Todos los procedimientos los resuelve el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y se tiene que hacer en los términos de las normas que hemos dado; y por lo que se refiere a la actuación de los distintos servidores públicos,desde un primer momento el instituto ha hecho un llamado a que los actores no intervengan en el proceso electoral y que cada actor realice la función que tiene encomendada constitucionalmente”.

Por otra parte, dijo que sí se presentaron peticiones de seguridad en torno a los candidatos a las presidencias municipales de la entidad.

Claroscuros en la seguridad

El académico de la Universidad de las Américas de Puebla, Víctor Manuel Reynoso Angulo, destacó que la entidad no sólo se encuentra con un grave problema de seguridad, sino que también registra una violencia electoral que no se había vivido en los últimos 70 años, como sucedió en las elecciones estatales del 2018.

“No se había visto: 20 casillas violentadas a balazos, es algo insólito, insólito para la Puebla contemporánea y también hay que decir que la autoridad no actúa y hubo una complicidad masiva de la autoridad pública y la policía municipal y estatal en las elecciones pasadas”.

El experto en Ciencias Políticas expresó que la violencia se ha disparado a tal grado de convertir a Puebla en una de las más violentas en el país, principalmente por el robo de hidrocarburos y si bien esto no ocurre en todos los municipios, sí se vive en la capital.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, entre el 1 de enero y el 30 de abril se registraron 608 delitos cometidos en materia de hidrocarburos, por lo que la entidad se posiciona como la tercera a nivel nacional con mayor incidencia de estos ilícitos.

Así, el experto refirió que en las pasadas elecciones el Instituto Electoral del Estado de Puebla fue descalificado a tal grado que la coalición Juntos Haremos Historia solicitó la destitución de los consejeros.

“Hubo varias fallas en el desempeño del instituto (electoral del estado)”, por lo que opinó que la atracción de los comicios por parte del INE “es un signo muy positivo y dará mayor certeza”.

En BC habrá minigubernatura

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó que la próxima gubernatura de Baja California tendrá una duración de dos años.

El pasado 7 de mayo, el Tribunal Electoral de Baja California dejó sin efecto el artículo Octavo Transitorio del Decreto 112, que señala que el periodo de la gubernatura será de dos años. Y ordenaba complementos a la convocatoria de la elección a gobernador para establecer que el periodo de gestión sería de seis años.

El PAN, PRD, PRI y Partido de BC impugnaron. El TEPJF determinó revocar la sentencia del Tribunal local y mantener vigente el artículo Transitorio.

[email protected]