México requiere una remodelación institucional en materia de agua donde se reconozca que no solo se deben empatar demanda y disponibilidad, sino también factores sociales y económicos con la corresponsabilidad de los tres niveles de gobierno, afirmó el titular de Conagua, David Korenfeld Federman.

Durante la presentación de los estudios sobre el agua en México elaborados por la OCDE, el titular de Comisión Nacional del Agua (Conagua) especificó que esta remodelación debe basarse en cuatro ejes: servicios adecuados; abasto suficiente para garantizar la producción de alimentos; manejo sustentable, y seguridad hídrica.

Explicó que cada uno de los cuatro ejes busca darle coherencia y ajustar un modelo institucional que ya no responde a la realidad, a las necesidades presentes y futuras.

En ese sentido el primer eje, de servicios de agua adecuados, dijo, debe considerar la política ambiental y el ordenamiento territorial para asegurar fuentes de agua con uso sustentable.

Recordó que en el país existen 653 acuíferos y 731 cuencas que deben ser analizados y debidamente regulados.

Sobre el abasto de agua suficiente para garantizar la alimentación señaló que hay 65 millones de hectáreas de riego y se concesionan 6.8 kilómetros cúbicos del recurso.

Agregó que para un manejo sustentable es indispensable reordenar las cuencas con criterios sociales, económicos y de sustentabilidad, pues hasta ahora se toma en cuenta únicamente el aspecto geográfico.

Respecto a la seguridad hídrica, explicó que la idea es garantizar que el agua no constituya "una amenaza" sino un elemento de progreso y por ello se necesitan revisar 115 presas y 5,000 kilómetros de bordos, además de 80,000 unidades de riego y 39 distritos de riego.

Consideró que el acceso fácil al agua ya se acabó y que será cada vez más difícil contar con el recurso que está en competencia entre los usos habitacional, agropecuario, industrial, turístico y medio ambiental.

De ahí que se necesite un nuevo modelo que también requerirá la participación de legisladores, gobernantes y la sociedad, expresó Korenfeld Federman.

mac