El Senado aprobó por unanimidad la reforma que blinda contra la venta y uso indebido los datos de los mexicanos en poder del gobierno federal, como el Renaut, el padrón electoral, la CURP o incluso, la próxima Cédula de Identidad Ciudadana. Asimismo, prevé romper el candado que actualmente tienen los fideicomisos para que éstos sean abiertos a la transparencia.

Los senadores aprobaron cambios a la Ley Federal de Acceso a la Información Pública Gubernamental, que ahora se llamará Ley Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, donde se rompe el candado para que los fideicomisos con recursos públicos que administran las dependencias continúen en la opacidad, bajo el argumento de ser secreto bancario.

Los sujetos obligados que se constituyan como fideicomitentes o fideicomisarios de fideicomisos públicos o como titulares de operaciones bancarias o fiscales, que involucren recursos públicos federales, principales en esos casos, no podrán clasificar la información relativa al ejercicio de dichos recursos como secreto fiduciario, bancario o fiscal, respectivamente.. , establece.

Reglas para Diputados

Las reformas turnadas a Cámara de Diputados prohíben a los funcionarios usar, sustraer, destruir, ocultar, utilizar, divulgar o alterar, total o parcialmente y de manera indebida, información que se encuentre bajo su custodia o a la cual tenga acceso o conocimiento con motivo de su empleo, cargo o comisión .

[email protected]