La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó este lunes que 1,103 escuelas reabrieron; 387 públicas y 716 privadas; con lo que un estimado de 80,000 alumnos y 10,000 maestros regresaron a clases presenciales.

Luego de que el viernes pasado se informara que la Ciudad de México pasaba a color verde del semáforo epidemiológico, este lunes se reactivaron las clases presenciales en la capital. Sheinbaum recordó en conferencia de prensa que este regreso a las aulas es voluntario y será de manera escalonada.

La mandataria capitalina indicó que esta es una primera apertura de escuelas y por medio del diálogo con los maestros y comunidades educativas se irán reabriendo otras instituciones. “Las comunidades educativas irán decidiendo si se va entrando en las siguientes semanas o se esperan ya hasta el próximo ciclo escolar”, dijo.

La jefa del gobierno capitalino resaltó que —a su parecer— es importante que se vaya regresando a clases presenciales poco a poco, sobre todo para que aquellos jóvenes, niños y niñas que no tuvieron la oportunidad de llevar las clases a distancia de la mejor manera, puedan tener contacto con sus profesores.

Las medidas que se llevan a cabo en las escuelas para tener un regreso a clases presenciales seguro son: acceso a jabón y agua en las instituciones; uso obligatorio de cubrebocas; sana distancia y se implementa la asistencia escalonada (algunos alumnos irán un día y otros otro); se maximiza el uso de espacios abiertos (patios, canchas, etcétera); aún quedan suspendidas las ceremonias o reuniones y se les dará apoyo socioemocional tanto a estudiantes como a profesores.

A los alumnos se les tomará la temperatura al entrar a los salones de clases y se les proporcionará gel antibacterial; ingresarán a las aulas haciendo una fila, manteniendo la sana distancia; se les colocará para que los estudiantes ocupen una banca sí y una no; ya que el retorno es voluntario, aquellos alumnos que decidan no asistir a las escuelas, continuarán tomando clases en línea.

Regreso en otros estados

Miles de estudiantes mexicanos iniciaron este lunes el regreso a clases presenciales, de forma gradual y voluntaria, tras casi 15 meses de aprendizaje virtual debido a la pandemia de Covid-19.

Los escolares de 13 estados, de un total de 32, vuelven a las aulas tras pasar sus regiones a color verde en el llamado semáforo epidemiológico.

Al autorizar el retorno de 25 millones de estudiantes de colegios públicos y privados, el gobierno federal dio la potestad de que fuera voluntario.

Pese a que el país completa 21 semanas con los indicadores de la epidemia a la baja, tras el avance de la vacunación, en los centros educativos se mantendrá un estricto protocolo sanitario que prevé la clausura inmediata apenas se detecte un caso positivo.

Según un modelo de la Secretaría de Educación Pública (SEP), los menores solo podrán asistir dos días a la semana, en jornadas de cuatro horas; dos días más serán de clases en línea y los viernes se dará ayuda extra a alumnos que lo requieran.

A la fecha, 25% de la población mexicana ha sido vacunada contra el coronavirus, incluidos 2.5 millones de maestros que representan 88% del personal educativo.