La subsecretaria de Reclusorios del gobierno capitalino, Mayela Almonte, alertó que el sistema penitenciario se encuentra desarticulado y tiene un abandono de por lo menos 25 años.

Se detectaron serios problemas de corrupción y sobrepoblación, por lo que actualmente se está elaborando un proyecto integral para resolver el problema en lo general , reconoció durante su participación en el Foro Hacia una Ley Penitenciaria para el Distrito Federal, organizado realizado en la Asamblea Legislativa.

Por ello, aseguró que actualmente se hacen revisiones diarias y se está depurando a servidores públicos y custodios, a través de evaluaciones y controles de confianza.

La Subsecretaria del Sistema Penitenciario planteó además un plan de trabajo delineado en tres ejes: modificar el régimen de las prisiones, reordenación penitenciaria y programa de prevención social. Explicó que a causa del hacinamiento que presentan las prisiones, se tiene problemas como motines, riñas, intentos de fugas, homicidios, suicidios, autogobierno, entre otros problemas.

La realidad que vive el sistema penitenciario en nuestro país y específicamente en el Distrito Federal es así porque es un tema olvidado por las autoridades y por la sociedad en general , agregó.

Por otra parte, el titular de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Luis González Placencia, propuso atender esta problemática con una nueva actitud y no sólo elaborar nuevas leyes, es importante el reconocimiento de la problemática y las ganas de resolverla .

Finalmente, la presidenta de la Comisión Especial de Reclusorios, Olivia Garza, explicó que con la opinión y propuestas que se vertieron es estos foros, para el próximo periodo ordinario de sesiones podrá tenerse una ley penitenciaria.

veronica.macias@eleconomista.mx