José Luis Marmolejo García, ex zar antilavado de dinero de la Procuraduría General de la República (PGR), fue detenido en un operativo organizado por la fiscalía antisecuestros capitalina, que lo investigó y capturó por presunto delito de extorsión.

Rodolfo Fernando Ríos, titular de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), confirmó la detención ayer en conferencia de prensa.

El abogado de los capitalinos detalló que el que fuera primero Agente del Ministerio Público de la Federación en el 2006 en la PGR y después ascendido, como responsable de la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones de Recursos de Procedencia Ilícita, estuvo bajo su jurisdicción.

Dicha unidad formaba parte de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, transformada a fines del gobierno de Felipe Calderón por la entonces primera Procuradora mujer en la historia del país, Marisela Morales, en Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada.

El procurador Ríos Garza, para no incurrir en posibles sanciones, en caso de revelar la secrecía de la averiguación previa que integró la Fiscalía Antisecuestros de la PGJDF, se limitó a sostener: Nosotros estuvimos a cargo de la investigación por el delito de extorsión .

Agregó que tuvo apoyo federal para integrar la indagatoria con las evidencias del probable delito de quien fuera funcionario público federal en las administraciones de Cabeza de Vaca, ahora flamante integrante del Consejo de la Judicatura Federal y el ahora embajador de México, en Estados Unidos, Eduardo Medina Mora.

Ríos Garza declinó exponer detalles, sólo la indagatoria, arrojó que es presunto responsable de extorsión y que fue consignado ante el Juzgado 12 Penal del Reclusorio Preventivo Norte.

Sin embargo, fuentes de la Fiscalía Antisecuestros consultadas comentaron que el exfuncionario federal utilizó sus conocimientos jurídico-legales para solicitar a uno de sus clientes liberarlo de un problema legal, pero se requerían diligencias ministeriales. El nombre del cliente fue negado por la fuente ministerial capitalina, lo que comentó es que Marmolejo García pidió 500,000 pesos, para evitar un problema al cliente por 2 millones de pesos y le informó, que utilizaría documentos para resolver el problema’’, ante la insatisfacción del cliente, éste lo denunció. De ahí partió la indagatoria.

ruben.torres@eleconomista.mx