El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, dijo que la conclusión de violaciones graves por parte de la Policía Federal (PF) durante el operativo de enero en Apatzingán es un mensaje de que ningún funcionario puede justificar la violencia para enfrentar conductas fuera de la ley.

Sin embargo, pidió a la ciudadanía entender que los elementos de la PF están sometidos a una gran presión al momento de realizar los operativos de seguridad en el país.

Me parece que también es importante por un momento comprender la realidad de los policías, que en condiciones de estrés extremo tienen que reaccionar con esta oportunidad. Más que plantear sacar a los policías y entonces dejarles las calles a civiles armados o los delincuentes, me parece que lo que hay que plantear es una capacitación con los mayores estándares internacionales... , aseveró.

Campa Cifrián recordó que la recomendación de la CNDH concluye que la PF cometió violaciones graves a los derechos humanos, ya que se cometió excesivo uso de la fuerza contra cinco personas y cometieron una ejecución extrajudicial.

Me parece que esto refleja la enorme complejidad que tienen estos temas, y es un mensaje para quienes representan al Estado (...), quien es un agente del Estado debe actuar siempre respetando la ley. No puede justificarse el nivel de violencia que enfrentan con conductas fuera de la ley. Me parece que ése es el mensaje de la recomendación... , destacó.

Avanzan en reparación del daño en caso Ayotzinapa

En otro tema, el subsecretario Roberto Campa Cifrián informó que este jueves los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa recibieron la propuesta del gobierno federal para la reparación del daño por los hechos donde fueron ?desaparecidos los estudiantes. Informó que la propuesta fue elaborada en conjunto con los asesores de los padres, por lo que se estará a la espera de la respuesta de los mismos.

Reiteró que antes de finalizar este año, se entregarán las compensaciones económicas que haya lugar para el caso de las víctimas del equipo de futbol Los Avispones de Chilpancingo.