La Secretaría de Salud federal presentó las modificaciones al Semáforo Epidemiológico, las cuales buscan que, “bajo condiciones de actividad viral potencialmente endémica, las entidades transiten entre niveles de riesgo bajo y moderado la mayor parte del tiempo, y que pasar a los niveles de riesgo epidémico alto y máximo se entienda como una verdadera alerta sanitaria”.

Mientras en las primeras dos olas epidémicas en México, el semáforo de riesgo por Covid estimaba 16 puntos en total, para permitir a las autoridades estatales planear tanto el cierre y apertura de actividades socioeconómicas, en la nueva estimación del semáforo se reasignaron los rangos de cada nivel de riesgo. Ahora el puntaje total se distribuye de forma que la mitad del puntaje abarca los niveles de menor riesgo (bajo y moderado) y el otro 50% abarca los niveles de mayor riesgo (alto y extremo).

“De esta forma, en conjunto con los cambios en los puntos de corte de los indicadores, se espera que, bajo condiciones de actividad viral potencialmente endémica, las entidades transiten entre niveles de riesgo bajo y moderado la mayor parte del tiempo, y que pasar a los niveles de riesgo epidémico alto y máximo se entienda como una verdadera alerta sanitaria. De esta forma, transitar al nivel naranja demandará la implementación contundente y expedita de acciones de mitigación para evitar en lo posible la transición al nivel rojo”, establece el documento.

Las modificaciones establecen que cuando una entidad pase a semáforo color naranja, “demandará la implementación contundente y expedita de acciones de mitigación para evitar en lo posible la transición al nivel rojo”. El 26 de julio, la Ciudad de México regresó a semáforo naranja de riesgo epidemiológico debido al incremento en el número de casos activos y hospitalizaciones, pero las autoridades capitalinas determinaron no cerrar ningún sector social o económico.

Algunos de los 10 indicadores a evaluar serán: la tasa de incidencia de casos estimados activos, de hospitalidad y de mortalidad; por cada 100,000 habitantes; porcentaje de camas generales ocupadas en la Red hospitalaria para la atención de IRAG; porcentaje de camas con ventilador ocupadas en los hospitales de la Red IRAG; porcentaje semanal de positividad al virus SARS-CoV-2.

La Secretaría de Salud federal planteó que ahora la apertura y cierre de actividades socioeconómicas será propuesta para que en los niveles más altos del riesgo epidémico se disminuyan las actividades que menos estén ligadas a las actividades económicas esenciales de cada entidad, y que al mismo tiempo generan gran movilidad y contacto social.

El semáforo, con los nuevos indicadores, se seguirá evaluando cada semana y definirá el color cada 15 días. Será presentado igualmente a las autoridades estatales, quienes podrán presentar acciones a implementar, las cuales deberán compartir a la Secretaría de Salud federal.