En el sexenio que está por concluir, el número de homicidios se triplicó al pasar de 8,867 en el 2007 a 27,199 en el 2011, según las estadísticas exhibidas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en donde además se muestra que en Chihuahua, Guerrero, Estado de México y Nuevo León fueron los territorios en donde se cometieron la mayor cantidad de delitos.

De acuerdo con las cifras del INEGI, en el caso de Chihua¬hua pasó (en el 2007) de 518 homicidios a 4,502 (en el 2011); en Guerrero pasó de 766 a 2,425; en el Estado de México pasó de 1,238 a 2,613, y en Nuevo León los homicidios pasaron de 279 a 2,177 en el mismo periodo.

En el informe, el organismo mostró que la proporción de homicidios durante el año pasado fue de 24 por cada 100,000 habitantes, dato que se compara con los 23 por cada 100,000 habitantes en el 2010.

Tan sólo el año pasado, el número de homicidios fue de 27,199 y las cuatro entidades, en conjunto, concentraron 43% de los delitos. Cabe mencionar que otras entidades que tuvieron homicidios elevados son: Jalisco (1,527) y Sinaloa (1,988).

Cabe mencionar que las estadísticas exhibidas en el informe sobre homicidios destaca que en el presente sexenio la cantidad de delitos, por cada 100,000 habitantes, también se triplicó al pasar de ocho a 24, en el 2007 y el 2011, respectivamente.

En el documento difundido por el INEGI, Chihuahua fue el estado con más homicidios al reportar 131 casos por cada 100,000 habitantes; aunque la cifra es 30% menor que la registrada en el 2010, cuando se tuvo una proporción de 188 asesinatos por cada 100,000 habitantes.

Siguen Sinaloa y Guerrero, con 71 casos por cada 100,000 habitantes cada uno; Durango, con 65; Nayarit, con 53, y Nuevo León, con 46.

En el informe, el INEGI destaca que Yucatán fue la entidad con menos, al sólo reportar tres.

El INEGI explicó que las estadísticas contienen registros de 4,723 oficialías del Registro Civil y 1,096 agencias del Ministerio Público. Y que en las oficialías del Registro Civil se captan datos de los homicidios a través de certificados de defunción emitidos por un médico legista.

CERCA DE UN PUNTO DE CRISIS

HOMICIDIOS SON LA PRINCIPAL CAUSA DE MUERTE EN AMÉRICA LATINA

Los hombres jóvenes en Centroamérica, América del Sur y Centro de África corren mayor riesgo de ser víctimas de un homicidio intencional. Hay evidencia de un aumento de las tasas de homicidios, que están cerca de un punto de crisis , según un estudio de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Detalla el documento que las armas de fuego son causantes de las crecientes tasas de homicidio en esas regiones, donde casi 75% de los homicidios se comete con armas de fuego, comparado con 21% en Europa. En países con altas tasas de homicidio con armas de fuego, como los de Centroamérica, uno de cada 50 hombres mayores de 20 años morirá antes de alcanzar la edad de 31 años, advierte el estudio.

En el 2010, de los 468,000 homicidios, 36% se cometió en África, 31% en América, 27% en Asia, 5% en Europa y 1% en Oceanía que es, por cierto, la región con los niveles de criminalidad más bajos del planeta, de acuerdo con el documento de la ONU.

La fundación Fundar en su informe Ranking de la Violencia en América Latina destaca que estas estadísticas preliminarmente dan cuenta de la inseguridad ciudadana que asola a la región latinoamericana, anteponiéndose la fórmula viciosa de la criminalidad, la violencia y la pobreza a la anhelante combinación entre democracia, justicia y desarrollo. (Con información de Luis Caballero)

__

Haz clic en la imagen para ampliarla