El presidente Felipe Calderón afirmó que por primera vez en varios años han bajado los índices de homicidios dolosos y por causa de rivalidades delincuenciales en México, datos que fueron cuestionados por la sociedad civil durante la XXXIII sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública.

Al presidir su última sesión del Consejo, expuso que en el primer semestre del año, comparado con el mismo periodo del 2011, decreció en 7% el número de homicidios dolosos y en 15% los de rivalidad delincuencial.

Héctor Larios, presidente del Observatorio Nacional Ciudadano de la Seguridad, la Justicia y la Legalidad, comentó que las cifras no resultan estadísticamente relevantes, pues, en el caso de los homicidios dolosos, la variación porcentual entre el segundo semestre del 2011 y el primer semestre del 2012 es decreciente sólo 4.32 por ciento. Lo que significa que en términos absolutos se redujo en 80 homicidios al mes de un total de 1,767 homicidios que se han cometido en promedio cada mes durante el 2012 , sentenció. Precisó que en el 2007, los homicidios con arma de fuego representaron 39.4%, cifra que se triplicó este año, al llegar a 56.9 por ciento.

Larios provocó que el Presidente pidiera no enfrascarse en estadísticas. A mí me parece que sí es del interés de los mexicanos saber que por primera vez en varios años, durante dos semestres consecutivos se han reducido los delitos, por lo menos en 7 por ciento .

Larios también evidenció que hay inconsistencia entre las bases de datos locales y municipales, ya que presentan graves asimetrías en torno de este delito. Comentó que el Estado de México, Jalisco y Yucatán no registraron datos municipales. La gravedad, sentenció, se puede mostrar en que hay 1,140 homicidios de diferencia.

HOMOLOGAR SALARIOS

El Consejo aprobó una recomendación al Congreso para que en el próximo Presupuesto de Egresos se considere una partida para homologar los sueldos y prestaciones de todos los policías del país que hayan acreditado los exámenes de control de confianza.

El jefe de gobierno, Marcelo Ebrard, manifestó que se deben otorgar incentivos para los responsables de la seguridad de los mexicanos. Recordó que en la ciudad de México fueron evaluados 50,000 agentes y 48,608 aprobaron los controles de confianza. Detalló que estos elementos ganan entre tres y cuatro veces menos que un federal.

Agregó que para equiparar los salarios se requerirá una inversión anual, sólo para la ciudad de México, de cerca de 2,000 millones de pesos.

El presidente Calderón enfatizó que uno de los pendientes es que no se ha terminado con los exámenes de confianza en estados y municipios, mientras que 100% de los federales fueron evaluados. Exhibió que falta evaluar a 239,000 elementos, es decir, 55% de los agentes.

María Elena Morera, presidenta de Causa Común AC, dijo que el problema de los centros de confianza radica en la implementación correcta de las pruebas y que no se ha transparentado ni dado seguimiento a ejecución de recursos públicos. Pidió que sean encarcelados los elementos que no acrediten los controles de confianza.

[email protected]