La Cámara de Diputados registró a 254 personas físicas y morales para hacer labores de cabildeo durante la LXII Legislatura de la Cámara de Diputados, de un total de 543 inscritas.

Entre las empresas, cámaras industriales, consejos, confederaciones y despachos especializados en cabildeo o lobbying que defenderán sus propios intereses o los de sus representados al momento de la confección de leyes, destacan:

Tabacalera Philip Morris Cigatam Productos y Servicios, Confederación Patronal de la República Mexicana, Consejo Coordinador Empresarial, Comunicaciones Nextel de México, Cámara Nacional de la Industria de la Cerveza y Malta, Industrial Minera México, Grupo Modelo, Casa Cuervo, Jugos del Valle, Comisión para la Industria de Vinos y Licores, y Asociación Nacional de Productos de Refrescos y Aguas Carbonatadas.

De acuerdo con el reglamento interno, cabildeo es toda actividad que se hace ante cualquier diputado, diputada, órgano o autoridad de la Cámara Baja para obtener una resolución o acuerdo favorable a los intereses propios o de terceros.

La normatividad establece que se identificará como cabildero al individuo, ajeno a la Cámara de Diputados, que represente a una persona física, organismo privado o social para realizar actividades favorables a determinado sector y obtenga un beneficio material o económico.

Los legisladores y el personal de apoyo de la Cámara tienen expresamente prohibido hacer recomendaciones que equivalgan a un cabildeo, para obtener beneficio económico o en especie para sí o su cónyuge o parientes consanguíneos o por afinidad hasta el cuarto grado, o para terceros con los que tengan relaciones profesionales, laborales o de negocios. Esta semana expiden los gafetes de identificación a los cabilderos.

rramos@eleconomista.com.mx