Autoridades de México buscaban el lunes más cuerpos enterrados en tres fosas clandestinas en la segunda mayor ciudad del país, Guadalajara, donde en los últimos días han sido encontrados los cadáveres de decenas de personas.

Entre los restos hallados hasta ahora se encuentran 31 cuerpos y siete cráneos que aún no han sido identificados por los especialistas, dijo a Reuters una portavoz de la fiscalía del estado Jalisco, en el occidente del país.

“Se está agotando todo el trabajo que se pueda hacer”, comentó la funcionaria de la fiscalía, quien agregó que las labores de los peritos en las escenas, en tres distintos puntos de la zona metropolitana de la ciudad, comenzaron hace una semana.

Sin embargo, hasta el momento las autoridades tampoco habían podido establecer el tiempo que llevaban los cadáveres en los sitios, ni las causas de la muerte.

Jalisco se ha convertido en uno de los estados más violentos del país a medida que ha crecido el poder e influencia del Cártel Jalisco Nueva Generación que, según autoridades, logró consolidar su supremacía en México.