Al menos nueve muertos han dejado diversos enfrentamientos provocados desde el domingo por parte de delincuentes en Matamoros y Reynosa, en el estado de Tamaulipas, donde está en marcha una estrategia federal de combate a los cárteles del Golfo y Los Zetas, que se disputan el control del territorio.

Una granada de fragmentación fue arrojada este miércoles en la sede el palacio municipal de Matamoros, sin que el artefacto estallara. Por tal motivo, la sede de gobierno se encuentra cerrada y acordonada por elementos de las fuerzas federales.

Además, delincuentes han provocado diversos bloqueos en las principales carreteras entre Matamoros y Reynosa.

El Grupo de Coordinación Tamaulipas (GCT) informó que a las 7:35 de la mañana, fueron reportados dos bloqueos vehiculares en la carretera Matamoros-Reynosa, en la entrada al primer municipio, los que fueron desactivados por policías estatales de Fuerza Tamaulipas.

En la página Valor por Tamaulipas se difundieron fotografías, donde se observaron bloqueos con autobuses en un tramo de la carretera a Zaragoza rumbo a La Rosita. También se observan disparos en la caseta de cobro de la autopista Matamoros-Reynosa.

En otra imagen se observa un Oxxo en la comunidad de Nuevo Progreso que sufrió daños tras un enfrentamiento. El Consulado General de Estados Unidos en Matamoros reportó balaceras en esa ciudad fronteriza y pidió a sus empleados no salir a la calle a menos que les sea absolutamente necesario.

El GCT informó el abatimiento de cinco civiles, luego de que personal de la Secretaría de Marina y de Fuerza Tamaulipas fueron agredidos por civiles armados pertenecientes a grupos delincuenciales que operan en los municipios de Valle Hermoso y Reynosa. Al repeler los ataques, marinos y policías estatales abatieron a cinco de los agresores.

Ayer, a través de las redes sociales, habitantes de Tamaulipas daban a conocer la presencia de hombres armados que transitan en camionetas; de bloqueos en tramos de la carretera al Sendero Nacional, a la altura de los ejidos Revolución, Santa Adelaida y la entrada a Sandoval, así como de enfrentamientos.

Aseguran bodega de blindaje

Elementos del Ejército y de la Procuraduría General de la República localizaron una bodega que era utilizada como taller para blindar vehículos.

En el sitio, ubicado en un tramo de la carretera federal número 2, con dirección Reynosa-Río Bravo, se decomisaron 13 automóviles, ocho de ellos blindados.

En la bodega también se ubicaron ocho cargadores desabastecidos para alojar cartuchos calibre 7.62x39; 495 cartuchos calibre 7.62x39; 46 cartuchos calibre 3.08 y 4 cartuchos calibre 50 milímetros.

La Procuraduría General de la República informó que en diferentes partes de la bodega se encontraron máquinas para realizar soldaduras y cortes de metal, así como material diverso para realizar el trabajo artesanal de blindaje, lo cual también fue asegurado.

Aseguran a migrantes

El Grupo de Coordinación Tamaulipas informó que personal de la policía estatal atendió una denuncia ciudadana, y aseguraron a 20 personas migrantes de El Salvador y uno de Guatemala, quienes viajaban en un autobús de pasajeros que salió de Tamazunchale, San Luis Potosí, y se dirigía a Nuevo Laredo, Tamaulipas.

En el grupo había cuatro mujeres, 10 hombres y siete menores de edad, quienes manifestaron a los policías estatales que su propósito era llegar a la frontera de Nuevo Laredo, para posteriormente intentar cruzar ilegalmente a Estados Unidos.

jmonroy@eleconomista.com.mx