La presidenta nacional del PRD, Alejandra Barrales Magdaleno, regresó a su curul del Senado de la República, a fin, aseguró, de contribuir a la unidad y a los trabajos del Grupo Parlamentario del sol azteca, aunque no renunció a la dirigencia de su partido.

El retorno de la perredista a su curul ocurre en el contexto del escándalo por el departamento de cerca de 1 millón de dólares que posee en Miami, Florida, y de la disputa que se libra en la bancada del sol azteca en el Senado por la Coordinación de los legisladores.

Aparte, Miguel Barbosa Huerta, excoordinador del Grupo Parlamentario del PRD, aseguró que la decisión de Barrales Magdaleno para reincorporarse al escaño es para favorecer a Dolores Padierna para que coordine a los legisladores perredistas.

En tanto, Raúl Morón Orozco, quien fue elegido como Coordinador por 15 de los 19 legisladores que integran la bancada perredista, entregó a la Mesa Directiva una misiva en donde dio a conocer que en el artículo 11 de los estatutos del PRD se establece que no podrá ocupar la presidencia del partido quien ocupe un cargo de elección popular, salvo que se solicite licencia.

Posteriormente reunidos en la sede nacional del PRD, 8 de los 13 Senadores de este partido, eligieron a Dolores Padierna como la nueva Coordinadora del Grupo Parlamentario del sol azteca en la Cámara Alta y a Fernando Mayans Canabal como vicecoordinador.

En conferencia de prensa, Dolores Padierna aseguró que la decisión de los legisladores del sol azteca fue libre, democrática y legal .

Así mismo, Raúl Morón Orozco rechazó el nombramiento y aseguró que para él no cambian las cosas, yo sigo siendo el Coordinador de la mayoría del Grupo Parlamentario del PRD .