Entre agosto y septiembre en curso, disminuyó levemente el número de elementos de la Guardia Nacional (GN) que resguardan las fronteras norte y sur del país para contener a los migrantes centroamericanos cuyo anhelo es llegar a Estados Unidos en busca de trabajo.

De acuerdo con el último informe de seguridad disponible sobre efectivos desplegados en el territorio nacional, entre el 21 de julio y 20 de agosto, fueron desplegados en la frontera sur mexicana colindante con Guatemala y Belice, 6,497 efectivos; mientras que entre el 21 de agosto y el 20 de septiembre había 6,464.

A su vez, en la frontera con Estados Unidos, en el mismo periodo referido, el despliegue pasó de 7,397 a 7,364 elementos.

En total, el personal de la GN pasó de 13,894 efectivos a 13,828.

En total, en las fronteras hay 28,395 efectivos en los cruces fronterizos del norte y sur tanto de la GN como del Ejército (13,663) y la Marina (904).

El Plan de Migración y Desarrollo en la Frontera Norte y Sur, precisa que entre agosto y septiembre fueron rescatados 63,614 migrantes y en la frontera norte se repartieron 114,564 raciones alimenticias de las cocinas comunitarias ubicadas en Tijuana, Baja California, y Ciudad Juárez, Chihuahua; entre julio y agosto pasado se rescató a 35,036 indocumentados y entregaron 120,011 raciones en la misma zona.

De los 13,663 elementos del Ejército mexicano desplegados entre agosto y septiembre, 7,419 fueron enviados a la frontera norte y 6,244 a la frontera sur; de los 904 efectivos de la Armada de México, 402 se trasladaron a la frontera norte y 502 a la frontera sur; y de los 13,828 elementos de la GN, 7,364 y 6,464 fueron distribuidos en las fronteras norte y sur, respectivamente.

Ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo tener confianza en que Joe Biden, presidente de Estados Unidos, acepte su propuesta para enfrentar el fenómeno migratorio con desarrollo.

rolando.ramos@eleconomista.mx