La Procuraduría General de la República (PGR) y el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, confirmaron el hallazgo de 19 cuerpos en una barranca de la comunidad de Chichihualco, municipio de Leonardo Bravo.

Luego de tres días de versiones encontradas entre la Federación y el gobierno estatal que negaban y confirmaban el hallazgo de los cuerpos, en entrevista radiofónica, el subprocurador de Derechos Humanos de la PGR, Eber Omar Betanzos, dijo que descubrieron la fosa clandestina gracias a una denuncia anónima.

El funcionario dijo que una vez hecho el levantamiento de los cuerpos, los peritos de la PGR realizarán las pruebas correspondientes de identidad, con el fin de cotejar con las muestras con la asociación Los Otros Desaparecidos, que buscan a sus familiares.

Astudillo, gobernador de Guerrero y quien apenas por la mañana había negado por segunda ocasión el hecho, aceptó finalmente el hallazgo. Dijo que su negativa era porque no tenía información.

Cabe destacar que desde el pasado miércoles, el director general de la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas de la Subprocuraduría de Derechos Humanos de la PGR, Joaquín Torres Osorno, confirmó el hallazgo y recuperación de 19 cuerpos, información que se habría dado a conocer el lunes durante una asamblea con familiares de personas desaparecidas del comité Los Otros Desaparecidos de Iguala.