El aumento de solicitudes de asilo en México ha generado que la administración federal haya brindado durante el año un total de 10,195 trámites de asistencia consular, lo cual contrasta con los 1,672 ofrecidos en el 2013.

El gobierno federal puntualiza que entre las principales acciones de asistencia que se llevan a cabo se encuentran: la social, tales como el ingreso en albergues; salud, la cual incluye canalización para recibir atención médica, y trámites migratorios, que implica apoyo para obtener la regularización de condición de estancia.

Al responder a las preguntas parlamentarias hechas al titular del Ejecutivo federal con motivo de su Cuarto Informe de Gobierno, la Presidencia de la República expuso que el Estado mexicano mantiene una posición solidaria con aquellas personas que salen de sus países ante situaciones de extrema adversidad, en busca de protección y una vida digna.

A pregunta expresa sobre las acciones que el gobierno de la República lleva a cabo para atender la situación de los refugiados en México, el Ejecutivo federal respondió que éstas son llevadas a cabo a través de la coordinación de las dependencias gubernamentales, organismos internacionales, organizaciones de la sociedad civil y en general con cualquier institución que otorgue directamente apoyos o servicios a los solicitantes del reconocimiento de la condición de refugiado.

Detalló que en la tramitación del procedimiento, previa valoración de su condición de vulnerabilidad, se gestionan acciones de atención o asistencia institucional a fin de brindar ayuda a los solicitantes de la condición de refugiado.

De las acciones de asistencia institucional que ha brindado el gobierno federal, las que mayor número registran son: procesos de detección de necesidades (4,280 en el 2016); trámites diversos (2,559); asistencia médica (676), y asistencia social (526).

Es de recordar que en septiembre del año en curso el presidente Enrique Peña Nieto informó que en los últimos cuatro años el flujo de personas en esa condición ha aumentado 286 por ciento.

En el marco de la 71 Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el mandatario precisó que en los últimos tres años México ha recibido 12,000 solicitudes de refugio y tan sólo de enero a agosto del 2016 se presentaron 5,000 documentos de este tipo, cuatro veces más que los que se presentaron en el 2013.

Presidencia puntualiza entre sus respuestas a las preguntas parlamentarias que la legislación vigente favorece la integración local de los refugiados y permite contar con residencia permanente en México; documentación migratoria gratuita y sin necesidad de renovarse; ejercer el derecho al trabajo, pudiéndose dedicar a cualquier actividad, siempre que sea lícita, así como recibir apoyo de las instituciones públicas.

También favorece la obtención de un documento de identidad y viaje por la Secretaría de Relaciones Exteriores e iniciar procedimientos de Reunificación Familiar.

ana.langner@eleconomista.mx