A través del procedimiento de invitación restringida, contemplado en la Ley de Petróleos Mexicanos (Pemex), cuatro empresas internacionales contenderán por la construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco, que tendrá una inversión aproximada de 8,000 millones de dólares para el proceso de 340,000 barriles diarios de crudo, es decir, 22% de la capacidad de refinación actual del país.

Rocío Nahle, secretaria de Energía, explicó que la selección de estas empresas se hizo con base en su experiencia técnica e historial de mejores prácticas sobre todo en términos de ética y eficiencia en sus actividades. La identidad de estas empresas será dada a conocer por el presidente Andrés Manuel López Obrador cuando concluya el proceso licitatorio en una ceremonia que se llevará a cabo en Dos Bocas, dijo Nahle en la conferencia mañanera de este lunes.

Gracias a la falta de inversión en mantenimiento de las seis refinerías de México, el país hoy importa 80% de sus gasolinas y cuenta con una relación consumo producción de 22.9% (en contraste con Estados Unidos, que tiene 99.5%, China que está al 100%, España de 98.9% o Colombia al 87%).

Ante estos datos, Nahle anunció que este domingo se inicia el project manager construction para la refinería de Dos Bocas, Tabasco, con una capacidad de 340,000 barriles por día de petróleo crudo de una densidad de 22 grados API, es decir, un crudo más pesado conforme a las necesidades nacionales, ya que el resto de las refinerías del país procesan crudo de 32 grados API. Del crudo pesado se obtiene mayor cantidad de diésel, detalló.

El gobierno ya cuenta con 566 hectáreas de propiedad federal donde se realiza el acondicionamiento del sitio. La refinería tendrá 17 plantas de proceso, además de plantas de energía eléctrica y servicio auxiliares, 93 esferas de almacenamiento, enlace con terminal marítima de Dos Bocas, enlace carretero, vía de ferrocarril, obras hidráulicas y de saneamiento.

En cuanto al proceso regulatorio, Pemex cumplió cabalmente con todo lo necesario para obtener un permiso de refinación y ya lo tiene ante la Comisión Reguladora de Energía, que está obligada a otorgarlo a cualquiera que lo solicite.

En lo que respecta a la rehabilitación del sistema nacional de refinación que opera hoy en el país, la funcionaria aseguró que el 17 de marzo el proceso de crudo en las seis refinerías fue de 580,000 barriles diarios, es decir, 37% de su capacidad de diseño que asciende a 1.560 millones de barrils por día. El 2 de diciembre sólo trabajaban dos refinerías, pero el resto de los primeros 100 días de gobierno trabajaron en distintos niveles los seis centros, aunque hoy Madero está fuera de operación por un mantenimiento a su planta catalítica.

Para la reconfiguración del sistema en su totalidad ya se tienen los paquetes para la compra de refaccionamiento y equipos y los trabajadores de Pemex harán el trabajo y con ellos se hará la rehabilitación en su mayoría, excepto cuando algún equipo se deba construir en talleres privados.

El departamento de Procura ya tiene los seis paquetes para las compras y se tiene un programa anual para que cuando se ejecuten trabajos mayores que impliquen salidas de operación por ocho días, como es la práctica común, los demás centros continúen operando.

“Esperamos que al llegar diciembre estemos en una capacidad mínima de 70%”, dijo. Esto implica una capacidad promedio nacional de 1.092 barriles diarios de proceso de crudo. La rehabilitación completa concluirá a finales de 2020 por los mantenimientos mayores necesarios.

[email protected]