La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por su sigla en inglés) anunció su adhesión a la campaña impulsada por ONGs para liberar a mujeres presas en México por delitos relacionados con drogas.

La campaña “Liberarlas es Justicia”, que fue lanzada recientemente por la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos y la organización Equis: Justicia para las Mujeres, busca que se implemente una política de amnistía en favor de las mujeres que están privadas de su libertad en penales en México ya que, han señalado, están presas debido a que han sido víctimas de falta de oportunidades y han vivido diversas carencias.

“La mayoría de estas mujeres no debería estar en prisión. A ellas se les imputan cargos por delitos menores y no violentos.

“No representan un riesgo para la sociedad. Muchas son encarceladas debido a su pobreza e incapacidad de pagar multas”, aseveró Antonino De Leo, representante de la UNODC en nuestro país.

El funcionario de Naciones Unidas indicó que las mujeres que se ven inmiscuidas en delitos contra la salud regularmente tienen roles menores, además de que cometen ilícitos derivados de factores culturales y socioeconómicos que las ubican en posiciones vulnerables.

Asimismo, Antonino De Leo enfatizó que “cuando se encarcela a una mujer se condena a toda una familia” debido a los estereotipos y roles que la sociedad ha impuesto a las mujeres como las encargadas del cuidado de los infantes, adolescentes y personas adultas mayores.

Sostuvo que la amnistía contra mujeres encarceladas por delitos menores que están ligados con estupefacientes está en sintonía con las mejores prácticas internacionales.