El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano Grijalva, advirtió que de aprobarse la minuta que reforma la Ley Orgánica del Congreso de los Estados Unidos Mexicanos para abrir la puerta a que gente armada entre a los salones de sesiones de ambas cámaras del Congreso de la Unión, él impedirá, en los hechos, que eso suceda.

En los casi nueve meses que me quedan (en el cargo) no haré uso de esa facultad porque no permitiré que fuerza pública o alguien en lo individual entre al salón de sesiones o al recinto parlamentario a querer coartar el derecho de legislar libremente , garantizó.

Y anticipó que promoverá las acciones legales para que haya lugar para echar abajo la pretendida reforma, toda vez que es inconstitucional.

La Constitución, en su artículo 61, precisó el sonorense, establece la inviolabilidad del derecho de los diputados y senadores a expresarse libremente.

Consideró que la enmienda significa un retroceso y alienta pretensiones golpistas.

Parece que el fantasma de Victoriano Huerta recorre San Lázaro , dijo.

La reforma ya fue ratificada en comisiones tal y como fue aprobada por los senadores y pretende agregar un párrafo tercero al artículo 12 de la citada ley, cuya redacción sería la siguiente:

Queda estrictamente prohibido el ingreso de cualquier persona armada a los salones de sesiones de las cámaras, salvo que medie causa grave que lo amerite, se trate de fuerza pública y lo haya ordenado el presidente del Congreso, de la Cámara respectiva, o de la Comisión Permanente, según corresponda .

[email protected]