Personal militar se encuentra en situación de alerta para que, de ser necesario, se aplique el Plan DN-III-E, con motivo de las lluvias generadas por la tormenta tropical Arlene en parte de Tamaulipas y Veracruz.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que los efectivos castrenses que están en esa situación para atender alguna emergencia son 21 jefes, 99 oficiales y mil 199 elementos de tropa jurisdiccionados en Reynosa, Tamaulipas, así como en Tuxpan y El Lencero, Veracruz.

En un comunicado la dependencia precisó que como medida preventiva en los poblados de Tuxpan y Cerro Azul, Veracruz, tropas militares desalojaron a más de 100 personas a zonas más seguras dentro de la misma localidad.

Además en coordinación con autoridades civiles llevan a cabo reconocimientos y patrullajes en áreas de riesgo, en las que se puedan presentar inundaciones, por lo que se mantienen en situación de alerta.

APR