El diputado del PRD, Jesús Zambrano, reconoció que el resultado electoral fue un “descontón” para su partido; sin embargo, descartó que estén “al borde de la sepultura”.

“No nos mataron, no nos ahogó el tsunami pejista el pasado domingo y seguiremos vivos, por más actas de defunción que nos sigan bondadosamente otorgando”, dijo en conferencia de prensa.

El legislador aseguró que el sol azteca no está “noqueado” y destacó que el partido es la cuarta fuerza política a nivel nacional.

“Terminarán los cómputos distritales y saldrá la cifra definitiva, pero seguimos siendo un partido importante y yo diría que indispensable en el espectro político del país, como una izquierda democrática que tendrá que reinventarse, tendrá que reorganizarse, hacer una profunda autocrítica”, expresó.

Zambrano Grijalva aseguró que desde la dirección del partido y otras posiciones trabajarán por “mantener en alto nuestras banderas que levantamos en la contienda electoral”.

Desde luego, reconoció, nuestras presencias parlamentarias ciertamente han disminuido, pero vamos a estar en la paradoja de que los que fueron cubiertos por sus respectivas olas, por ejemplo, el PES (Encuentro Social) va a perder el registro y va a tener diputados, una buena cantidad, más que el PRD o el Panal que va a tener diputados, pero sin registro.

En su oportunidad, el diputado Agustín Basave Benítez, quien fue dirigente nacional del sol azteca, dijo coincidir con la posición de Ricardo Anaya Cortés en su discurso de aceptación de la derrota electoral, donde refirió que en las causas comunes y a favor de México “contarán con nuestra colaboración”.

“En aquella agenda en la que discrepamos, habrá una oposición firme y frontal, pero democrática e institucional (...) me parece que ésa es la postura que debe tener el PRD que fue y es parte del Frente, porque hay un documento de un frente político no electoral registrado ante el INE que tiene vigencia hasta el 2024”, advirtió.