Si bien la compra de Agro Nitrogenados por parte de Pemex se suscitó en el 2014, la relación de ambas empresas data desde el gobierno de Carlos Salinas de Gortari.

En 1992 fue cuando nació Agro Nitrogenados. Su conformación se dio después de que parte de las acciones de Fertimex, entonces una empresa del gobierno mexicano, con 64 plantas productoras de fertilizantes, fueron vendidas a la empresa Altos Hornos de México (AHMSA) cuyo dueño es Alonso Ancira.

El empresario, que está actualmente preso en España en espera de ser extraditado a México, fue quien vendió Agro Nitrogenados a Pemex.

En el gobierno de Enrique Peña Nieto y como parte del impulso a la Reforma Energética en el 2014, Pemex, con Emilio Lozoya como titular, compró Agro Nitrogenados con sobreprecio, según documentó la Auditoría Superior de la Federación.

El proceso de compra inició el 17 de diciembre del 2013, cuando Emilio Lozoya, junto a Edgar Torres, asesor ejecutivo de la Dirección General de Pemex, presentaron ante el Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos un informe sobre la inversión en una planta de fertilizantes, proyecto que “además de ser un buen negocio, tendría efectos de gran relevancia en términos sociales”, señala el acta 865 del Consejo de Administración de Pemex.

En aquel entonces, se indicó que las empresas filiales de Pemex: PMI Norteamérica SA de CV y PMI Infraestructura de Desarrollo SA de CV, habían autorizado 475 millones de dólares para la compra de la planta, de los cuales 275 millones serían para la adquisición de los activos de la planta y 200 millones de dólares para rehabilitación y modernización.

Cabe señalar que actualmente las empresas filiales de Pemex denominadas: PMI Comercio Internacional, PMI Norteamérica y PMI Infraestructura de Desarrollo, constituyen a la empresa denominada Pro Agroindustria SA de CV, encargada de comercializar las exportaciones e importaciones de todo tipo de producto o mercadería, sean materias primas o productos derivados del petróleo.

En la minuta del 17 de diciembre del 2013, también se menciona que con la compra de Agro Nitrogenados, Pemex estaría en posibilidad de resolver un litigio con AHMSA por 12,600 millones de pesos, ya que Pemex condicionó la operación a cambio de que Altos Hornos se desistiera de los procedimientos que tuviera con la paraestatal.

El 16 de enero del 2014, Pemex informó que su empresa filial, PMI Comercio Internacional, firmó un contrato para la compra de los activos de la empresa Agro Nitrogenados SA de CV; con esta compra, se dijo, Pemex reactivaría la producción de hasta 990,000 toneladas anuales de urea en la planta de Pajaritos, Veracruz, a partir del 2015.

El proyecto consideró una inversión de hasta 475 millones de dólares, incluyendo la compra de activos existentes, así como la rehabilitación y renovación de la planta.

Fue en el 2016 cuando la Auditoría Superior de la Federación señaló que Pemex pagó 442 millones de dólares por compañías que tenían 14 años sin operar y con 60% de su maquinaria en estado inservible.

Involucrados en la adquisición

Entre los involucrados en la compra de Agro Nitrogenados se encuentra el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, órgano desconcentrado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que valúo los activos de la empresa en 3,800 millones de pesos.

Así como José Manuel Carrera Panizzo, apoderado legal  de Pro-Agroindustria, quien firmó el contrato.

Además de los miembros del Consejo de Administración de PMI Holdings BV; y del Consejo de Administración de PMI Norteamérica.

Los miembros del Consejo de PMI Infraestructura de Desarrollo SA de CV.

Así como los entonces integrantes del Consejo de Administración de Pemex que estuvieron presentes en la sesión de consejo del día 17 de diciembre del 2013: Pedro Joaquín Coldwell, presidente del Consejo y secretario de Energía; Leonardo Fabio Beltrán Rodríguez, subsecretario de Planeación y Transición Energética de la Secretaría de Energía; Miguel Messmacher Linartas, subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; y José Rogelio Garza Garza, subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía, además de Emilio Lozoya, entonces director de Petróleos Mexicanos.

maritza.perez@eleconomista.mx