CAMPECHE.- Al iniciar los trabajos de la XLIX Reunión Interparlamentaria México- Estados Unidos, la delegación estadounidense ofreció condolencias, en voz de los congresistas Ed Pastor y Christopher Dodd, por los asesinatos de los migrantes mexicanos Anastasio Hernández y el adolescente Sergio Adrián Hernández, a manos de elementos de la Patrulla Fronteriza, y garantizó una investigación justa.

En entrevista previa al acto inaugural realizado en el Centro de Convenciones Campeche Siglo XXI, Francisco Ramírez Acuña (PAN), presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, calificó de absurdo pedir, como lo han demandado legisladores del PRI y el PRD, la extradición de los responsables de la muerte de Adrián Hernández para juzgarlos en México.

Quien lo manifiesta (la extradición) no conoce de derecho; es absurdo’’.

- ¿Por qué?- se le preguntó.

- Por que las leyes son de un país y de otro, y en este caso tenemos que exigir que se haga la investigación y se haga la sanción correspondiente, obviamente, con sus propias leyes.

Durante su alocución, Pastor expresó: "Los acompaño en su pesar, nuestros rezos y condolencias están con ustedes y las familias".

En tanto que su coterráneo Dodd ofreció que la investigación sobre la muerte de ambos mexicanos será transparente y justa ya que Estados Unidos y México son países democráticos que creen en la justicia.

"Nuestra condolencia para las familias de los muchachos por la pérdida de su vida", expresó, al tiempo que pidió a los presentes honrar la memoria de los caídos con un minuto de silencio.

rramos@eleconomista.com.mx