El precandidato presidencial de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, insistió que alguien como el ex procurador General de Justicia del Distrito Federal, Bernardo Bátiz, una persona "incorruptible", es quien debería ocupar la Procuraduría General de la República.

En su mensaje semanal López Obrador aseveró que quien ocupe el cargo tendrá que ser "gente honesta, incorruptible", y con capacidad, ya que se tiene que profesionalizar a la policía, crear un nuevo cuerpo policiaco federal eficiente y que sepa dar confianza a la ciudadanía, además de combatir a la delincuencia.

"Que se les pague bien, no se puede enfrentar el problema de la inseguridad y la violencia si hay policías municipales que ganan salario mínimo en este país un policía que gana el equivalente a un jornal, a un salario mínimo 1,700, 1,800 pesos mensuales", señaló.

"Esto debe de hacerse porque tenemos que ir sacando al ejército de las calles, el ejército no está preparado para esta función, es otro su encargo, es defender la soberanía nacional y no debe seguirse exponiendo al ejército, es una institución que debemos de cuidar todos, no socavar al ejército", manifestó el tabasqueño.

El cambio de policía por ejército, dijo, se llevará acabo en un máximo de 6 meses, de llegar a la presidencia de la República.

Asimismo, López Obrador recalcó en la importancia de que las fuerzas policíacas se coordinen, compartan información, por lo que tendría que haber un mando único que recaería en manos del Presidente.

"Voy a estar a cargo de este asunto con el apoyo del Secretario de Gobernación para que él sea el encargado de armonizar y de que las decisiones que se tomen, se lleven a cabo", expresó.

"Por eso considero importante que la Secretaría de Gobernación se haga cargo de todo lo que es la política interna, como un especie de ministerio del interior, la Secretaría de Gobernación va a tener la responsabilidad de coordinar a todos, de vigilar la operación de todas las entidades encargadas de la seguridad y de la procuración de justicia", explicó.

El precandidato de las izquierdas enfatizó que las medidas coercitivas no representan lo fundamental, sino un complemento.

"Lo fundamental es que haya bienestar, que haya trabajo, que se atienda a los jóvenes, eso es lo que nos va a permitir serenar al país, lo otro los vamos a hacer, lo sabemos a hacer, no me preocupa mucho, sé que si hay honestidad, perseverancia, si hay seguimiento a todas las acciones.

MIF