El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, acordó con el embajador de Rusia en México, Viktor V. Koronelli, analizar después del 1 de diciembre, la eliminación de visa entre ambos países, a fin de incentivar el turismo.

Obrador se reunió este lunes con el Embajador Ruso, por espacio de 30 minutos y con quien conversó de temas de comercio y turismo. 

En conferencia de prensa, Marcelo Ebrard quien será el próximo Secretario de Relaciones Exteriores, dijo que “se trata de alcanzar los primeros días del 2019 un acuerdo entre ambos países para que no sea necesaria la visa como hoy en día; esto ya se alcanzó a nivel diplomático, pero tiene que alcanzarse a nivel ciudadano”.

Destacó que de concretarse ese hecho, “puede ser que se duplique el flujo de turismo de Rusia hacia México, principalmente hacia la Riviera Maya, que viene creciendo en los últimos años”. 

Según Marcelo Ebrard, el Embajador dijo que “están en puerta inversiones (de Rusia en Mexico) que tienen que ver con industria automotriz y con otras áreas de actividades económicas”,

Aseveró que, incluso, el Embajador va a estar muy pronto en Monterrey, Nuevo León, donde se inaugurará en los próximos días una agencia automotriz rusa.

Marcelo Ebrard comentó que a través del Embajador, López Obrador hizo extensiva la invitación al presidente ruso, Vladimir Putín, para que asista a su toma de protesta el 1 de diciembre, aunque ello dependerá de su agenda.

El futuro canciller descartó que México pueda tener afectaciones en su relación con Estados Unidos, debido a este acercamiento con el gobierno ruso.

“No supondríamos ni esperamos que afecte a otro país el que nosotros tengamos reuniones con todos los países del mundo, como lo hemos estado haciendo y lo vamos a seguir haciendo”, refirió.

jmonroy@eleconomista.com.mx