El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió este jueves al gobierno de Israel que actúe con respeto a los derechos humanos y colabore con la extradición del exfuncionario Tomás Zerón, buscado por la justicia local.

"Ojalá el gobierno de Israel actúe con respeto a los derechos humanos, porque se está solicitando la extradición de este funcionario público, entre otras cosas, por hechos de tortura", dijo el mandatario en su habitual conferencia matutina.

Zerón, quien era el jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la antigua Procuraduría General (hoy Fiscalía General de la República), es acusado de secuestro, tortura y manipulación de evidencia en la indagatoria sobre la desaparición de 43 estudiantes en 2014.

La fiscalía mexicana lo acusa también de malversar unos 50 millones de dólares en fondos estatales relacionados con otro caso. Asilado en Israel desde hace dos años, Zerón afirma que los cargos son falsos.

López Obrador señaló que pese a reportes de que el proceso de extradición se encuentra estancado por conflictos diplomáticos, supuestamente debidos a la postura del país latinoamericano frente al conflicto de Israel y Palestina, el gobierno israelí emitió una aclaración.

El canciller "Marcelo Ebrard envió una nota sobre esto al gobierno de Israel y el embajador de Israel en México aclaró que no es una postura oficial", indicó el presidente.

Zerón es uno de los artífices de la versión oficial del caso presentada en enero de 2015 por el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) y que fue rechazada por los familiares de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Los jóvenes desaparecieron entre la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014 en Iguala, estado de Guerrero (sur).

Decenas de alumnos se dirigieron entonces a Iguala para hacerse con autobuses que querían usar en unas manifestaciones, pero fueron detenidos por policías coludidos con criminales.

Según la llamada "verdad histórica" del anterior gobierno, el cártel Guerreros Unidos habría asesinado y desaparecido a los estudiantes tras confundirlos con integrantes de un grupo rival.

A finales de abril pasado, la fiscalía emitió una nueva orden de arresto contra el exfuncionario.

La medida, sostiene la fiscalía, se relaciona con la "violencia" que las autoridades al mando de Zerón ejercieron sobre Felipe Rodríguez (alias "El Cepillo"), miembro de un grupo criminal involucrado en el caso.