El gobierno federal reinstaló este domingo el Sistema Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas, con el propósito de iniciar los trabajos para conocer el paradero de 46,000 personas no localizadas.

El evento se llevó a cabo en Palacio Nacional, en una ceremonia encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, acompañado por colectivos de víctimas; la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, Cordero; el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, y algunos gobernadores del país, entre otros funcionarios. 

Alejandro Encinas Rodríguez, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaria de Gobernación, indicó que la búsqueda de personas es una responsabilidad de Estado; sin embargo, pidió apoyo de familias y colectivos de víctimas, pues admitió que la tarea no es fácil. 

Encinas dijo que la Comisión Nacional de Búsqueda se instaló por primera vez en octubre del 2018; sin embargo, dijo, “fue una gran simulación”. Destacó que además de esta reinstalación, ahora se requiere la instalación de un banco nacional de desaparecidos; fosas y detenciones; elaborar el protocolo homologado de búsqueda; y el programa de exhumación forense. “La tarea es muy intensa, pero no estamos partiendo de cero”, comentó.

El funcionario mencionó que hasta el momento sólo 13 gobiernos de los estados han instalado sus propias comisiones de búsquedas. Mencionó que no basta con contar con una comisión local, sino también dotarla de infraestructura para resolver la crisis de derechos humanos; puso como ejemplo Coahuila y Jalisco de instalación correcta de comisiones. En contraste, indicó que hay  19 entidades que no reportan avances en la instalación de sus comisiones.

Alejandro Encinas destacó que este año la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas contará con un presupuesto de 400 millones de pesos, de los cuales el 50% se destinarán a la búsqueda de la personas. 

Expresó que el actual gobierno federal “hereda” una deuda de 46,000 personas desaparecidas y cientos de fosas. 

“Hoy damos un paso importante para atender el reclamo de las personas de verdad y justicia. Convocamos a organizaciones a conjuntar esfuerzos para combatir esta desgracia”, aseveró Encinas.

AMLO se compromete a recibir a familiares en tres meses 

Ante los familiares que repitieron durante el evento: “¡vivos se los llevaron, vivos los queremos!”, el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que es un evento importante porque se trata de asumir el compromiso de la búsqueda de desaparecidos. Calificó el hecho como “muy triste y muy doloroso”. Destacó que los desparecidos fue “la herencia más triste, dolorosa que recibimos al llegar a este nuevo gobierno”. 

“Se recibió la herencia de la corrupción, de la impunidad, pero esto es todavía más grave y doloroso. Vamos a terminar con la corrupción, la impunidad y vamos a apoyar a familiares para encontrar a los desparecidos.

Foto EE: Cortesía Gobierno de México
Foto EE: Cortesía Gobierno de México

“Los queremos vivimos, ese es el deseo y vamos a dedicar todo lo que se necesite. El Estado mexicano se va a dedicar a los desaparecidos. No sólo es asunto de una comisión, que estoy seguro lo van a hacer muy bien, sino que es una responsabilidad de Estado. Que no falten los recursos, no hay límite, no hay techo financiero, es lo que se requiera.

Estamos haciendo un gobierno austero, sin lujos, y lo que se ahorre se va a destinar a esta noble causa”, mencionó.

López Obrador hizo el compromiso de volver a recibir en tres meses a los familiares de personas desaparecidas, para hacer una evaluación de los avances de la búsqueda. 

En tanto, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, sostuvo que el gobierno ya ha reconocido que hay decenas de miles de personas desaparecidas y que son sus familiares quienes los han buscado desde hace años, que no hay avances en las investigaciones, que hay una crisis para identificar los cuerpos. 

Llamó a construir un frente común con todas loas autoridades para superar la crisis de derechos humanos que se vive en el país, y convocó a los gobiernos de los estados a tener instaladas las comisiones de búsqueda a más tardar el primer semestre de 2019. 

Por su parte, Edna Dolores Huerta, representante del Consejo Ciudadano de Búsqueda, reconoció que la localización no será de la noche a la mañana, aunque destacó que el gobierno de López Obrador tiene la gran oportunidad de dar resultados diferentes. Pidió que el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, se reúna con las víctimas para definir el perfil del quien será el próximo Fiscal de Derechos Humanos.

“Esperemos que con esta reinstalación, usted señor Presidente, gire la instrucción para que la Comisión cuente con presupuesto y cumpla su mandato”, demandó. 

Foto EE: Cortesía Gobierno de México
Foto EE: Cortesía Gobierno de México

Pidió a los 19 gobiernos estatales que aún no instalan las comisiones locales, que cumplan con ese propósito. Demandó también que la prioridad sea la búsqueda con vida de cada desaparecido.

En tanto, Karla Irasema Quintana Osuna, titular de la Comisión Nacional de Búsqueda, expresó su compromiso con iniciar desde ahora la búsqueda de personas no localizadas. 

Miguel Ángel Riquelme, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Conago y gobernador de Coahuila, admitió que la desaparición de personas lastima el Estado de derecho. 

“La impunidad, la falta de acceso a la justicia y a la verdad, es una regla que se repite y por lo cual Mexico tiene un saldo desfavorable”, reconoció.

Admitió que las víctimas enfrentan todo un viacrusis, con funcionarios que solo giran oficios, negligencias y complicidades, falta de profesionalismo y capacidad de las autoridades.

A este evento también asistieron Jan Yarab, representante en México de la ONU para los Derechos Humanos, y los gobernadores del Estado de México, Alfredo del Mazo; de Veracruz, Cuitláhuac Garcia; de Nuevo León, Jaime Rodriguez; de Guerrero, Héctor Astudillo; de Campeche, Alejandro Moreno; y de Hidalgo, Omar Fayad, entre otros.