El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que el gobierno federal protegerá a todos los niños de las estancias infantiles con 1,600 pesos bimestrales, a cada uno en edad de ir a la guardería, pero que los apoyos se entregarán de manera directa a madres y padres, no a las estancias infantiles.

El mandatario aseguró que serán los padres, con lo que les corresponda recibir, quienes podrán “entregar esos recursos a quienes manejan o administran las estancias infantiles’’ o utilizar el dinero de la manera que decidan.

“Porque hay irregularidades en el manejo de las estancias infantiles. Lo mismo en el caso de las organizaciones campesinas. Los apoyos a los productores van a ser de esta manera. De forma directa. Ya no se va a entregar apoyo a organizaciones campesinas aunque haya plantones y toma de oficinas. Ya que sepan que los apoyos van directo al ejidatario, pequeño propietario, comunero. Se acaba la intermediación’’.

A través del mecanismo referido, explicó, se hará rendir el presupuesto en más de 30 por ciento.

Y es que en los censos que se están levantando se ha detectado que no se entregaban los fondos completos, aseguró.

“Tenemos pruebas de que había corrupción en la entrega de los apoyos a la gente’’, aseguró López Obrador.

Como nunca, presumió, habrá fondos para el bienestar; “y a las pruebas me remito’’.

Solamente para el programa de adultos mayores la inversión será de 100,000 millones de pesos, abundó, y el apoyo se entregará a todas las personas mayores de 68 años aunque estén pensionados por alguna institución pública.

En el caso de los indígenas, el apoyo será a partir de 65 años y los adultos que ya venían recibiendo el apoyo monetario, aunque no hayan cumplido 68 años lo seguirán recibiendo.

Durante su conferencia mañanera habitual desde Palacio Nacional, López Obrador machacó que la corrupción prevalecía no sólo en el programa de estancias infantiles, sino en otros como el de apoyo a adultos mayores y campesinos.

La dispersión de fondos para el bienestar que realiza su gobierno, se jactó, es una revolución y forma parte de los cambios de la cuarta transformación de la vida pública del país.

“Ya se acabó’’, expresó, al advertir que no se entregará apoyo monetario alguno a ninguna organización social de la llamada sociedad civil.

A causa de la corrupción se destinaban recursos en beneficio de la gente, que no llegaban a los beneficiarios o llegaban incompletos, reiteró, debido a los “moches’’ y a todo un sistema de intermediación que prevalecía.

Organizaciones de la llamada sociedad civil también recibían dinero para apoyar a niños de la calle, migrantes o adultos mayores, detalló, y se mantenían aparatos burocráticos aunque no pertenecieran al gobierno.

“Eran organizaciones con directivos, asesores, gastos para ir a congresos a todo el mundo; todo financiado con el presupuesto público. Si se apoyaba a adultos mayores, el presupuesto se quedaba a arriba’’.

De ahí que ya no habrá intermediarios y todo el dinero público destinado programas gubernamentales irá directo, precisó, de la Tesorería de la Federación a la gente.

[email protected]