El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró, en conferencia de prensa esta mañana en Palacio Nacional, que hasta el 2018, el Presupuesto destinaba recursos para organizaciones de la sociedad civil, mediante lo cual se mantenía a personal, oficinas y proyectos de particulares; afirmó que por esa situación no llegaba, o llegaba con moche, el recurso de programas sociales a beneficiados como los adultos mayores.

López Obrador aseguró que por esta situación se están registrando manifestaciones, como en el caso de las guarderías infantiles y organizaciones campesinas. Dijo que hay irregularidades en el manejo de los recursos en esos dos casos; indicó que, aunque haya manifestaciones, toma de oficinas y cualquier presión, ya no se destinará ningún recurso público para organizaciones.

El mandatario refirió que cuenta con expedientes de quienes operaban las guarderías (políticos de partidos), pero no lo presentará, salvo que las manifestaciones lleguen al cierre de oficinas u otro tipo de presión. En el caso específico de las guarderías, refirió que se seguirá apoyando a los padres de familia, pero no a las organizaciones que administraban las estancias infantiles.

El presidente Obrador indicó que son alrededor de 300,000 niños inscritos en las estancias infantiles, y se encontró que hay informes “adulterados” (sic) por parte de las administradoras de esas instancias. Consideró que no fue la intención del secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, ofender a los adultos mayores, cuando dijo que los abuelos cuidarían mejor a los niños que en las estancias infantiles. 

En tanto, López Obrador destacó que en breve quedará listo el censo del bienestar, que ya tiene 25 millones de personas, con el cual se destinarán apoyos directos a las personas mediante una tarjeta personalizada. La Tesorera de la Federación, Galia Borja Gómez, explicó que los 300,000 millones de pesos previstos este año para programas sociales se dispersarán a través del sistema SPEI

El Primer Mandatario refirió que había una estrategia bien diseñada para que legisladores federales pudieran transferir recursos públicos a discreción a gobiernos de estados y municipios. Incluso, aseveró que los diputados federales podían pedir a la Secretaria de Hacienda recursos extraordinarios durante el año, que transferían a gobiernos, aún cuando no fuera de su distrito, y cambio recibían moche; o bien, nombraban a una empresa para que ésta recibiera los recursos y le entregara una compensación. 

En otro tema, López Obrador dijo no tener aún información sobre la toma clandestina que se ubicó esta mañana en la alcaldía Gustavo A. Madero. Sin embargo, refirió que se han detenido a 600 personas desde el 21 de diciembre, y se han abierto 200 carpetas de investigación por actos de robo de combustible.