En México, se invierte casi la mitad de la cartera en deuda gubernamental, una tercera parte en empresas locales, 2% en el sector financiero y 18% en el extranjero

Las administradoras de fondos para el retiro (afores), a través de sus sociedades de inversión especializadas en fondos para el retiro (siefores), invierten los recursos de los trabajadores en distintas alternativas de ahorro, bajo un marco regulatorio emitido por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), en donde se establecen los límites en el régimen de inversión.

Recientemente la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones presentó un comparativo de las carteras de inversión de los Fondos de Pensiones latinoamericanos, los cuales presentan diferencias significativas entre sí, atendiendo principalmente a la maduración de cada sistema.

En el comparativo destaca el sistema de pensión de Chile, con una mayor maduración al iniciar operaciones en 1981. En contraparte, República Dominicana presenta la menor maduración con apenas 15 años.

Recordemos que México, por su parte, comenzó operaciones en 1997 bajo el esquema de las afore. Los países analizados son Chile, Perú, Colombia, Uruguay, México, El Salvador, Costa Rica y República Dominicana.

En el mundo de las inversiones, tanto la renta fija como la renta variable son dos conceptos que se deben tener presentes cuando se quiere hacer crecer el dinero de las personas.

Por un lado, la inversión en renta fija permite conocer de antemano —o al menos con un nivel de predicción aceptable— cuáles serán los flujos de renta que se generarán, por lo cual generalmente presenta una menor rentabilidad.

Por otro lado, la inversión en renta variable no permite conocer a priori los flujos de renta que se generarán.

Sin embargo, se genera mayor rentabilidad que en la renta fija y, además, se asume un riesgo mayor.

A continuación, se presenta un comparativo de la cartera de inversión del sistema de pensiones mexicano y otros sistemas de pensiones latinoamericanos.

Deuda gubernamental

La inversión en deuda gubernamental fluctúa entre un mínimo de 19% en el caso de Chile y un máximo de 80.2% en El Salvador. En el caso de México, ese porcentaje se ubica en 46.4 por ciento. Es decir, México invierte casi la mitad de su cartera en valores gubernamentales, como son bonos, cetes, bondes, etcétera.

Deuda privada nacional

La inversión en empresas locales fluctúa entre un mínimo de 1.3% en Costa Rica y un máximo de 31.6% en México. Sin embargo, en el caso de México,  25.7% se encuentra invertido en renta fija. Por su parte, Perú presenta el porcentaje más alto de inversión en empresas de renta variable con 15.6 por ciento.

Sector financiero local

La inversión en el sector financiero local fluctúa entre un mínimo de 1.9% en México y 21.3% en Chile. En inversiones en renta fija del sector financiero local Chile lidera con 20% de la cartera, seguido muy de cerca por República Dominicana (19.6%), mientras que en renta variable, es Colombia la que lidera el ranking con 6.5 por ciento. México, por su parte, no invierte en renta variable en el sector financiero local.

Extranjero

La inversión en el extranjero la lidera Perú con 43.3% del total de su cartera, seguida muy de cerca por Chile con 42.9 por ciento. México por su parte invierte 17.2% en estos valores, mientras que República Dominicana no invierte en el extranjero.

Para obtener mayor información sobre el sistema de pensiones visite la página de Internet: www.amafore.org