La semana pasada el Inegi dio a conocer los datos de inflación para la segunda quincena de marzo, mientras que Banxico publicó las minutas de su última reunión de política monetaria llevada a cabo el 25 de marzo. Ambos eventos contienen información que refuerzan la percepción de que el ciclo de bajas en la tasa de interés de referencia ha concluido y que el siguiente movimiento será un incremento en dicha tasa.

En su informe, el Inegi dio a conocer que la inflación en marzo fue de 0.83%, cifra no vista para un mes de marzo desde 1999. Con el dato de marzo, la inflación para los últimos 12 meses pasó de 3.76% al cierre de febrero a 4.67% al cierre de marzo.

Aunque el repunte en la inflación anual fue principalmente impulsado por un incremento de 8.15% en los precios de los energéticos, la inflación subyacente (que excluye del cálculo a los elementos más volátiles de la canasta básica como bienes agropecuarios, energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno) subió de 3.87% al cierre de febrero a 4.12% al cierre de marzo.

Aunque este repunte inflacionario estaba parcialmente previsto por Banxico desde hace varios meses, la velocidad y magnitud del incremento están por arriba de lo esperado.

A finales de noviembre del año pasado, durante la conferencia de prensa que siguió a la publicación del Informe Trimestral de Inflación de Banxico del tercer trimestre del 2021, el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, anticipó que era muy probable que la inflación anual superaría 4% en la primera mitad del 2021, alcanzando un máximo de 4.3% en el segundo trimestre.

Sin embargo, en esa ocasión Díaz de León también estimó que éste sería un fenómeno temporal y que la inflación debería converger a la meta de 3% en el tercer trimestre del 2021. La dinámica inflacionaria de las cifras de marzo hace pensar que el pico de inflación superará 5% en abril y/o mayo y que la convergencia hacia la meta de 3% no se dará a finales de este año.

En la publicación más reciente de la Encuesta Citibanamex de Expectativas, publicada el 6 de abril, el consenso de expectativas para la inflación general y la inflación subyacente para fin de este año se ubican ya en 4.1 y 3.6 por ciento. Por su parte, las minutas de Banxico confirmaron el tono restrictivo del comunicado de prensa que acompañó la decisión de política monetaria del 25 de marzo.

Las minutas mostraron una intensa discusión en el seno de la Junta de Gobierno de Banxico en la que cada vez se van conformando dos grupos claros entre los cinco miembros de la Junta de Gobierno. Por un lado, está el grupo más ortodoxo encabezado por el gobernador Díaz de León acompañado de Irene Espinosa.

Por el otro lado, está el grupo más dovish en el que se ubican Jonathan Heath, Gerardo Esquivel y Galia Borja. Este segundo grupo es el que todavía alberga la esperanza de reanudar el ciclo de bajas en cuanto se presente la oportunidad. A pesar de que este grupo es mayoría, se antoja muy difícil que las condiciones para bajar la tasa de referencia nuevamente se presenten en lo que resta de este año.

Sin embargo, esta mayoría también hace difícil pensar en que Banxico incrementará la tasa de interés de referencia en los próximos meses a pesar del fuerte repunte en la dinámica inflacionaria. Aunque el mercado parece estar descontando que el siguiente movimiento de Banxico será al alza, como ha ocurrido con otros bancos centrales de países emergentes, este columnista considera que esta apreciación es prematura.

El ala dovish de la Junta de Gobierno de Banxico difícilmente votará a favor de subir las tasas a menos de que observemos un deterioro adicional considerable en la dinámica inflacionaria o un cambio de postura monetaria por parte de la Fed. 

joaquinld@eleconomista.mx

Joaquín López-Dóriga Ostolaza

Socio Director de EP Capital, S.C.

Sin Fronteras

Joaquín López-Dóriga Ostolaza es Socio Director de EP Capital, S.C., una consultoría especializada en fusiones y adquisiciones fundada en 2009.

Es egresado de la Licenciatura en Economía de la Universidad Iberoamericana, donde se graduó con mención honorífica y el promedio más alto de su generación. Cuenta con una Maestría en Economía de la London School of Economics, donde fue distinguido con la Beca British Council Chevening Scholarship Award.

Lee más de este autor