Uno de los retos más importantes que enfrenta México en el sector forestal es el de incorporar mayor superficie al manejo forestal, así como incrementar la producción mediante un uso más sustentable y eficiente de los recursos forestales

Una de las estrategias de FIRA para contribuir al desarrollo forestal sostenible es la de impulsar el financiamiento para elevar la productividad y rentabilidad de las empresas del sector forestal a lo largo de la cadena de valor, considerando necesario para esto mejorar los niveles de productividad y rentabilidad financiera, sobre todo de las empresas forestales comunitarias (EFC), mediante el fortalecimiento de las capacidades gerenciales y empresariales de las personas que dirigen y administran estas EFC, con un enfoque sostenible.

Algunos factores comunes de las EFC que han logrado altos índices de gobernanza y nivel empresarial, y que se pueden considerar exitosas, son contar con un cuerpo colegiado para la toma de decisiones ágiles y una sociedad mercantil, manejando criterios empresariales y reinvirtiendo buena parte de sus utilidades.

Entre las barreras para el financiamiento en el desarrollo de este sector tenemos, sin embargo, falta de garantías reales, organización deficiente, falta de visión empresarial, dificultad para la toma de decisiones ágiles y zonas con altos índices de marginación e inseguridad.

Bajo esta perspectiva de baja producción y bajo desarrollo tecnológico y empresarial que limitan las oportunidades de financiamiento, FIRA ha impulsado algunas iniciativas con organismos financieros internacionales interesados en la conservación de los recursos naturales y de la biodiversidad, entre los que destaca el Programa de Inversión Forestal (Proinfor) que fue gestionado con un banco de desarrollo alemán (KW), y cuyos objetivos son: conservar la biodiversidad, incrementar la producción forestal y mejorar las condiciones de vida de los dueños y poseedores de los recursos, así como de la población que habita en las regiones forestales productoras del país.

Estos objetivos se alcanzarán mediante el fortalecimiento de las EFC a través de un mejor acceso al crédito, así como con medidas de acompañamiento entre las que se incluye la asistencia técnica.

Este programa está orientado exclusivamente a atender EFCs tanto de bosques de clima templado frío como selvas tropicales, que cuentan o que están interesadas en una certificación con estándares internacionales de la Forest Stewardship Council (FSC), ya sea en manejo forestal sustentable o en cadena de custodia, y que sean elegibles para financiamiento con FIRA. Asimismo, se busca la capitalización de estas empresas mediante inversiones en activos (créditos refaccionarios) y en toda la cadena de producción forestal.

Finalmente, podemos decir que el impacto que se busca con esta iniciativa es aumentar la participación crediticia en el financiamiento al sector forestal a través de proyectos de desarrollo forestal sustentable para generar mayores beneficios económicos en las EFC, contribuir a la conservación de los recursos naturales, la protección de la biodiversidad, la calidad de los servicios ecosistémicos y la mitigación de los factores que inciden en el cambio climático.

*Gabriel Montiel Aguirre es especialista de la Subdirección de Pesca, Forestal y Medio ambiente en FIRA.

[email protected]