En las últimas jornadas el tipo de cambio del peso frente al dólar se ha apreciado notablemente.

Con base en esa tendencia, ¿se puede hablar de un peso fortachón?

Más aún, ¿el fortalecimiento del peso frente al dólar se explica por los fundamentales económicos de México?

Apenas el fin de semana pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió a la apreciación del peso.

Dijo que el peso ya se está apreciando. Lo mencionó como uno de los indicadores económicos que muestran que la pandemia del coronavirus no tumbó a la economía nacional.

El presidente de la República tiene razón en que en las últimas semanas el peso se viene apreciando.

También tiene razón cuando dice que con la crisis sanitaria y la volatilidad de los mercados se apreció el peso frente al dólar.

Sin embargo, la referencia del fortalecimiento del peso como un signo de la mejoría de la economía, o viceversa, el fortalecimiento del peso como indicador del fortalecimiento de la economía, simple y sencillamente no corresponde.

¿Por qué? Porque el tipo de cambio del peso frente al dólar responde más a los factores internacionales.

Adicionalmente, los pronósticos negativos de contracción de la economía mexicana, difícilmente podrían explicar la mejoría del peso. La crisis sanitaria, es un ejemplo de que prevalece lo que pasa en el mundo sobre lo que pasa a nivel local.

La apreciación que está registrando el peso, tiene que ver con las señales de reactivación económica a nivel mundial, de acuerdo con la directora de análisis económico de Banco Base que encabeza Gabriela Siller.

Además, la expectativa de que la Fed llevará a terreno negativo su tasa de interés y que Banxico no recortará aceleradamente la tasa, ayudan al peso mexicano, así como el alza en el precio del petróleo.

Ayer 2 de junio, el peso se apreció 1.08% ó 23.9 centavos; cotizó en alrededor de 21.79 pesos.

La cotización del peso frente al dólar, reaccionó igual que la mayoría de las divisas de economías emergentes, ante señales de reactivación económica a nivel global durante mayo y por la expectativa de nuevos estímulos fiscales y monetarios en Europa.

La analista recuerda que  este año el tipo de cambio inició en 18.92 pesos; luego bajó en febrero a 18.52 pesos ante el rally de las bolsas de valores. Y cuando inició el brote de coronavirus en Estados Unidos y se consideró pandemia, se registró una sobrerreacción en los mercados financieros.

El peso alcazó nuevos máximos históricos, el último en 25.7849 pesos por dólar el 6 de abril. En el peor de los escenarios se pronosticaba  una cotización de 30 pesos por unidad.

Luego, con el reinicio de actividades en el mundo el peso comenzó a apreciarse.

Los analistas de CiBanco coinciden en que, es lo que ocurre en el mundo, lo que explica la depreciación y luego la apreciación del peso. La depreciación del peso ocurrió con el pánico que provocó originalmentse en los mercados financieros la propagación del virus fuera de China.

Y la apreciación de peso ocurre frente a los agresivos estímulos monetarios por parte de Bancos Centrales en EUA y Europa.

Esto ha provocado que el dólar en general haya perdido fuerza frente a la mayoría de las monedas en el mundo, principalmente frente a monedas de países emergentes.

Son cinco elementos los que se alinearon para el positivo comportamiento del peso: 1.- la desescalada de las medidas de confinamiento en las principales economías desarrolladas, sin que haya rebrotes; 2.- anuncios de estímulos económicos para fortalecer la recuperación; 3.- una vacuna (medicamento) contra la pandemia del Covid-19; 4.- la percepción de que lo peor de los datos económicos ya pasó y; 5.- rebote en el precio internacional del petróleo.

Todos son elementos externos y no corresponden a factores internos. Lo que queda claro es que la apreciación del peso es consecuencia de debilidad del dólar, ante el optimismo global del mercado, que percibe que lo peor de la pandemia ya pasó y que la economía mundial ha empezado a recuperarse.

Atisbos

REBAJA.- Moody´s bajó la calificación de Aeroméxico de B2 a Caa1por la caída en el tráfico de pasajeros y la recuperación del nivel del 2019, hasta el 2023.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.