Las supercomputadoras están siendo desarrolladas para poder hacer cálculos y procesar información que a un sistema informático tradicional les llevaría años poder completar. Esta tecnología ya está siendo aplicada en algunos experimentos y parece estar lista para ir más allá y será empleada para crear el mapa 3D más detallado del universo.

El Centro Nacional de Investigación Científica de la Energía (NERSC), con sede en el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley de California, ha presentado una de las supercomputadoras más rápidas del mundo, diseñada específicamente para manejar cargas de trabajo de inteligencia artificial, una máquina gigante llamada Perlmutter.

El nuevo sistema lleva el nombre de Saul Perlmutter, un astrofísico aún activo en Berkeley Lab que ayudó a descubrir la energía oscura.

El CEO de NVIDIA Corp., Jensen Huang, comentó que la capacidad de Perlmutter para fusionar la inteligencia artificial y la computación de alto rendimiento conducirá a avances en una amplia gama de campos, desde la ciencia de los materiales y la física cuántica hasta las proyecciones climáticas, la investigación biológica y más.

Según NVIDIA Corp., cuyos chips gráficos la supercomputadora emplea en grandes cantidades, el sistema Perlmutter es el “más rápido del planeta” cuando se trata de manejar las matemáticas de precisión de fase mixta de 16 y 32 bits que utilizan las aplicaciones de IA. Se encargará de abordar algunos de los retos científicos más difíciles de la astrofísica y la climatología, como la creación de un mapa en 3D del universo y el sondeo de las interacciones subatómicas para las fuentes de energía verde.

Un mapa en 3D del universo

Uno de los principales proyectos de Perlmutter será utilizarlo para ensamblar lo que será el mayor mapa 3D del universo que se haya hecho hasta ahora. Los investigadores canalizarán imágenes tomadas por el Instrumento Espectroscópico de Energía Oscura, un dispositivo integrado en el Telescopio Nicholas Mayall de cuatro metros en el Observatorio Nacional de Kitt Peak que capturará imágenes de hasta 5,000 galaxias en una sola exposición.

El sistema Perlmutter desempeñará un papel clave en el avance de la investigación científica en los EE. UU. Y está al frente y en el centro de una serie de tecnologías críticas, incluida la informática avanzada, la inteligencia artificial y la ciencia de datos.

El mapa no es el único proyecto en mente, el sistema también estudiará las interacciones atómicas para fomentar la tecnología de energía limpia como los biocombustibles, por ejemplo. Sin embargo, el mapa del universo es ambicioso y ayuda a ilustrar cuán lejos han llegado las supercomputadoras para abordar el trabajo a gran escala.

La gente está explorando modelos de redes neuronales cada vez más grandes y existe una demanda de acceso a recursos más potentes, por lo que Perlmutter con sus GPU A100, sistemas de archivos totalmente flash y su capacidad de transmisión de datos, llega en el momento oportuno para satisfacer las necesidades de la IA.

Javier López Casarín

Experto en Innovación

Columna invitada

Empresario estratega, innovador y agente de cambio comprometido con su país y la reinvención a través de sus proyectos. Cuenta con una larga trayectoria en el mundo empresarial en los sectores financiero, telecomunicaciones y tecnología así como en el campo de la promoción social, lo que le ha permitido desarrollar metodologías de identificación, análisis y solución efectiva de los retos actuales.

Lee más de este autor